Carrera accidentada

La Nascar México regresó al Autódromo Hermanos Rodríguez y vivió una competencia con varios incidentes y autos con daños severos

Rodrigo Peralta
Rodrigo Peralta (Cortesía Nascar México)

Ciudad de México

La serie Nascar México regresó al Autódromo Hermanos Rodríguez, que hace una semana recibió la Fórmula Uno, y tuvo una primera carrera accidentada, con varios incidentes y automóviles que sufrieron daños severos.

Al final el triunfo fue para Rubén García Jr., quien se impuso gracias a la contribución de su compañero de equipo, Rafael Martínez, y mantiene el liderato en el Desafío que definirá al campeón de la categoría en las dos fechas que faltan por disputarse, incluida la del domingo, de nuevo en el Autódromo.

Uno de los involucrados en los accidentes fue Rodrigo Peralta, de la Escudería Tame, quien terminó en el lugar 15 después de participar en un accidente con varios autos, lo que le impidió concluir la carrera, aunque se mantiene con opciones en el Desafío.

"Fue una carrera muy accidentada, desafortunadamente nos vimos involucrados en un incidente que se dio adelante, pero el equipo demostró y se vio que tenía un auto netamente ganador, éramos los más rápidos en pista y este problema nos quitó toda posibilidad de pelear por el triunfo, aunque me voy contento, porque remontamos de atrás hasta adelante", señaló.

El piloto, que consiguió el título en Nascar México en 2013, explicó el problema que se suscitó cerca del final de la carrera y que lo obligó a retrasarse: "Venían dos coches adelante y se regresaron y estaba ahí y fue donde se hizo el accidente, todo fue demasiado rápido y no sabría decir qué pasó, tendría que ver la repetición".

Tras lo sucedido, el piloto del equipo patrocinado por MILENIO señaló que se quedó con un mal sabor de boca, ya que de haberse mantenido sin incidentes aspiraba a un lugar en los primeros puestos.

"Definitivamente nos vamos tristes por eso, era una competencia que teníamos las posibilidades de ganar, pero así son las carreras y no queda más que levantar la cabeza, seguir adelante y estar listos para el domingo".

Sobre la penúltima fecha del campeonato, que se correrá el domingo en el Autódromo Hermanos Rodríguez, deseó que no se repita lo ocurrido en esta carrera.

"Nos vamos a poner a desarmar el coche para tratar de dejarlo lo mejor posible, todos los equipos van a trabajar mucho en sus autos, así que vamos a ver quiénes podemos arrancar, porque los carros están muy dañados".