Lorenzo se corona en Montemeló

El piloto español de Yamaha, con su victoria en Montmeló, la cuarta consecutiva de la temporada, ha estrechado el cerco sobre el italiano Valentino Rossi, y ahora les separa un punto en el Mundial, mientras que el español Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) fue tercero y consiguió su primer podio de la temporada.

Jorge Lorenzo celebrando el triunfo
Jorge Lorenzo celebrando el triunfo (Reuters )

BARCELONA

La carrera estuvo marcada por la salida de pista de Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) en la tercera vuelta. El piloto de Cervera era el único que había seguido la estela del mallorquín hasta entonces, pero tuvo que ir al límite y lo pagó con un nuevo error en este Mundial en el que todo le está saliendo mal.

Lorenzo impuso a partir de entonces su ritmo y no dio opciones. Por detrás, en una accidentada carrera con 8 abandonos, Rossi fue abriéndose paso y se situó a dos segundos de la cabeza, aunque nunca tuvo opciones reales de acercarse a su compañero en Yamaha.

Las expectativas creadas en torno a las nuevas Suzuki se diluyeron antes de llegar a la primera curva. Aleix Espargaró llegó al final de recta noveno; su compañero Maverick Viñales ya era undécimo.

La fiabilidad de la Yamaha está fuera de toda duda. Lorenzo pilotó con precisión quirúrgica y mantuvo la diferencia siempre con Rossi. El italiano, que lleva once podios desde que el año pasado en Motorland, se acercó hasta 1,1 segundos en la parte final de la carrera, pero el mallorquín siempre reaccionaba y volvía a poner tierra por en medio.

Las expectativas de Suzuki se cayeron desde el principio. Aleix Espargaró no pudo acabar la carrera, víctima de un accidente, mientras que Viñales fue remontando y consiguió su mejor clasificación en MotoGP al final en sexta posición.

Peor suerte corrió Marc Márquez, víctima de la ansiedad. El campeón del Mundo llegó a Montmeló presionado por los resultados. No había puntuado en Mugello y hoy tampoco lo pudo conseguir en Barcelona.

"Lo que ha pasado es que pones las ganas por correr en casa, por dar el 100%, y cuando no estás preparado para estar delante y lo quieres hacer bien, pasan estas cosas, que cometes un error y te vas largo", ha dicho Márquez.

Espera que en la siguiente carrera las cosas le vayan mejor, pero en realidad cada vez lo tiene más complicado. "Me quedo con el hecho de haber sido capaz de seguir a Jorge las tres primeras vueltas, me sentía bien y fuerte para seguirlo", ha comentado.

Con el duelo entre Lorenzo y Rossi resuelto a favor del primero; quedaba por asignar el tercer escalón en el podio. Fue para Dani Pedrosa, que poco a poco fue minando la resistencia de Aleix Espargaró, que se recuperó de una mala salida, y luchó por el podio con Pedrosa.

El de Castellar, en una temporada plagada de problemas físicos, se ha subido al podio por primera vez en la temporada en una carrera en la que nunca tuvo opciones a la segunda plaza ni sufrió por mantener la suya, puesto que tras la caída de Aleix Espargaró, Andrea Iannone nunca acechó su tercera plaza.

Tras Lorenzo, Pedrosa y Viñales, los otros españoles que finalizaron la carrera fueron Álvaro Bautista, que fue décimo, mientras que Héctor Barberá fue decimosexto y último.

La carrera, disputada bajo una intensa calor, vio cómo un tercio de los participantes no la pudieron acabar. Se quedaron fuera de concurso los hermanos Espargaró, Nicky Hayden, Andrea Dovizioso, Marco Melandri, Cal Crutchlow, Yonni Hernández, además de la más sonada, la de Marc Márquez.

Los organizadores de la carrera se han mostrado satisfechos con la asistencia. 97.200 espectadores se han citado este fin de semana en el Circuito de Barcelona-Catalunya, lejos del récord absoluto de 113.000, aunque poco a poco se van recuperando las cifras del pasado.