Márquez arrasó en su circuito talismán

El español se llevó el "Circuit of The Americas" (COTA) al vencer con autoridad el Gran Premio de las Américas de MotoGP por delante de su compañero de equipo, Dani Pedrosa 

Marc Márquez se llevó el circuito
Marc Márquez se llevó el circuito

Austin, Texas

Lorenzo tuvo un fallo espectacular en la salida, a la que se adelantó de manera clamorosa, incluso sobrepasando la primera línea antes de que se apagase el semáforo, y que le obligó a entrar en la línea de talleres para cumplir con la penalización (Ride Through) en la primera vuelta de carrera.

Para entonces Marc Márquez, que no había fallado en esta ocasión, ya estaba líder de la carrera seguido por su compañero en el equipo Repsol Honda, Dani Pedrosa, y por el italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici).

La superioridad de Márquez quedó de manifiesto desde los primeros metros de carrera pues no dejó que se escapara ni Jorge Lorenzo y cuando éste entró en meta él ya iba camino de un nuevo récord de vuelta rápida, que estableció en el segundo giro con 2:03.636, cuando el del pasado año lo tenía él mismo en 2:04.242.

En tanto que Lorenzo regresó a la carrera en la última plaza, Marc Márquez iba encadenando récord tras récord de vuelta rápida (2:03.575, en el tercer giro) con la única resistencia de su propio compañero en el equipo Repsol, ya que el tercer clasificado, en la tercera vuelta, ya estaba a más de 2,3 segundos de distancia.

El italiano Valentino Rossi, al que le patinó la rueda trasera de su Yamaha YZR M 1 en la salida, fue recuperando poco a poco terreno y por entonces ya estaba quinto, tras la estela de la Ducati Desmosedici del británico Cal Crutchlow, al que adelantó en ese giro para intentar alcanzar cuanto antes a su compatriota Iannone.

Igual de mal salió el español Aleix Espargaró (Forward Yamaha YZR), que había logrado el cuarto mejor tiempo, pero estaba fuera de las diez primeras posiciones y obligado por ello a remontar de la manera más eficaz posible.

Por delante de él estaba su hermano Pol, noveno sobre su Yamaha YZR M 1 por detrás del británico Bradley Smith (Yamaha YZR M 1) y también Álvaro Bautista (Honda RC 213 V), que no tardaron demasiado en superar al piloto de Oxford.

Desde atrás, Jorge Lorenzo continuaba su particular remontada tras la desastrosa salida realizada en Austin y antes de llegarse al ecuador de la prueba era decimoséptimo, aunque rodando casi un segundo y medio más lento que el líder de la carrera.

En el noveno giro se produjeron dos incidentes, el primero la entrada en su taller del británico Cal Cruchtlow con problemas mecánicos, aunque regresó a la pista y poco tiempo después sufrió una fuerte caída, y la segunda del español Álvaro Bautista (Honda RC 213 V), que se fue también al suelo cuando era octavo. Ninguno de los dos continuó ya.

Rossi alcanzó a Iannone en la pelea por la tercera posición pero un primer error que le hizo irse largo y los posteriores problemas técnicos, que le hicieron rodar casi tres segundos más lento que sus rivales, le alejaron definitivamente del podio.

Marquez continuó inexorable en su paso camino de la victoria, Pedrosa tuvo que dar por buena la segunda plaza y el italiano Andrea Iannone, que creía estar a punto de conseguir el primer podio para Ducati se encontró con dos correosos adversarios, el alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V) y su compatriota Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici), que al final fue quien se adjudicó en propiedad la tercera plaza.

Atrás, Jorge Lorenzo continuó su ascenso dando buena cuenta de todos los pilotos que rodaban más lentos que él y así, en la decimoquinta vuelta estaba ya duodécimo, pero su escalada concluyó en la décima posición, justo tras un Aleix Espargaró que supo mantener las distancias con su rival.

Su hermano Pol logró superar a Andrea Iannone a dos vueltas del final para conseguir una meritoria sexta posición y Héctor Barberá (Avintia Kawasaki) logró entrar por primera vez en los puntos al ser decimoquinto.