Misión: codearse con la velocidad del sonido

El piloto inglés Andy Green visitó México para presentar el Bloodhound, autocon el que planea repetir su hazaña de romper el récord de velocidad en tierra 

Andy Green
Andy Green (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

Para Andy Green no se trata de ir rápido, sino de ir bien. Se nota en su tono de emoción que esta es su cruzada personal, que no solo es otro de esos adictos a la adrenalina tratando de satisfacerse y obtener emociones fuertes que contarles a sus nietos.

Es su amor a la tecnología lo que lo hará tripular el Bloodhound, un auto que parece sacado de un relato de ciencia ficción, con el que intentará romper su propio récord de velocidad y llegar a las 100 millas por hora (1,609 kilómetrospor hora) en el proceso estaría dando cuenta de su propio registro, pues ya es el hombre más rápido del mundo sobre tierra, al alcanzar la velocidad de 1,228 km/h en 1997, rompiendola barrera del sonido.

Pues bien, el proyecto Bloodhound es lo que sigue en su aventura supersónica.

"No es propiamente que me fascine la velocidad; más bien es por la ciencia y la tecnología, he tenido suerte de volar en jets de la RAF (Royal Air Force de Gran Bretaña), en muchas máquinas complejas a altas velocidades", aclaró el piloto inglés.

"Pero lo que me interesa no es volar rápido, sino hacerlo bien. Y es lo mismo con los carros, tú miras Fórmula Uno, y a pesarde toda la tecnología todos los carros son lo mismo. Para buscar el récord de velocidad sobretierra, lo único que importa es ir más rápido que cualquiera. No es por la velocidad la fascinación, sino por cómo tener la tecnología correcta para lograrlo", resaltó.

Pero Andy quiere más, y elpróximo año conducirá en algún desierto africano sobre una superficie plana, sin obstáculos, que abarque unos 16 kilómetros, donde experimentará los dos minutos más difíciles de toda su vida.

"Cuando esté sentado ahí, estaré ante 150 mil caballos de fuerza, es algo así como 108 veces lo de un auto de F1, y la aceleración serán 2G; 65 kilómetros por hora en un segundo. Estamos hablando de una aceleración de cero a 100 km/h, en solo un segundo", anticipó el británico.

"Se sentirá mucha fuerza sobre mi cuerpo, se sentirá mucho eco supersónico y sonido, lo más rápido que vayamos en esta supericie desértica, además, el Bloodhound se irá moviendo hacia los lados. A tal velocidad, el más mínimo movimiento en el volante generará enormes cambios, el calor y el ruido, entonces serán unos minutos muy intensos y atribulados para mí", admitió Green.

Pero eso está en el futuro. Ahora Andy disfruta de su primera vez en México mientras ese auto de la era espacial le sirve de escenografía. Con más de 3 mil 500 piezas móviles, el Bloodhound es pura ingeniería británica cristalizada en un prototipo que ya es capaz de romper la velocidad del sonido.

Y curiosamente, el veterano aviador está listo y dice que no requiere una preparación especial.

"Necesito estar en forma física, y con el carro practicamos sobresuperficies resbalosas, estuve en Suiza la semana pasada manejando sobre nieve, porque el agarre en la nieve será parecido al que tenga el Bloodhound en el desierto; entonces, tan solo ver cada detalle de lo que hace el carro e ir acostumbrándome será útil. Sigo haciendo muchas horas de vuelo para que mi organismo se acostumbre a la aceleración y claro, me empapo de todo detalle tecnológico sobre el carro"

SIN DIETA ESPECIAL

"Yo ni necesito una dieta saludable, estoy físicamente apto porque no tengo que hacer esto por dos o tres horas como unpiloto de F1" contó Andy.

"Es un tipo distinto de resistencia física. Estaremos en el desierto durante ocho o diez semanas, serán días largos de trabajo, altas temperaturas, entonces, comer saludable y dormir bienes importante. Físicamente no es el reto, es mental", finalizó elpiloto británico de 52 años.