El deterioro físico de Schumacher

El ex piloto alemán ha permanecido en coma durante 84 días, tras su accidente de esquí el 29 de diciembre de 2013, lo que ha repercutido en la pérdida de poco más de 20 kilogramos

Schumacher ha estado internado desde finales de diciembre
Schumacher ha estado internado desde finales de diciembre (EFE)

Ciudad de México

Antes del accidente de esquí en diciembre de 2013, Michael Schumacher contaba con 75 kilogramos de peso; después de dos meses en coma inducido, su peso oscilaría en los 55Kg.

A través de un suero, el alemán se mantiene con el requisito indispensable de calorías, pero los músculos resienten debido a que no tiene movilidad.

Al respecto, un fisioterapeuta ve por la salud del alemán, pero es inevitable la pérdida de masa muscular.

El jefe de medicina interna del Hospital de Karlsbad, Curt Diehm, explicó que "sólo el ejercicio con un fisioterapia no es suficiente para que no se pierda masa muscular. Una pérdida de peso en pacientes en coma es normal, pero 20 kilos es mucho para un persona. Uno debe asumir que sus músculos se han degradado enormemente por la inmovilidad".

La familia, desde la víspera de año nuevo ha estado con 'Schumi', y su esposa es quien ve por su marido durante la noche.

En el último comunicado sobre la integridad física del ex piloto de Fórmula Uno, hace dos semanas, "una leve mejoría" fue el parte médico oficial.