¿Y dónde está Michael Schumacher?

El siete veces campeón de Fórmula Uno, desde su accidente de esquí en 2013, continúa su recuperación en medio de la incertidumbre y hermetismo sobre su estado de salud

Michael Schumacher
Michael Schumacher (Mexsport)

Ciudad de México

En Lausana, Suiza, el heptacampeón Michael Schumacher continúa su recuperación después de su accidente de esquí el 29 de diciembre de 2013, que lo mantuvo en coma; incluso, al borde de la muerte.

El accidente, que tuvo lugar en la estación de los Alpes franceses en Meribel, causó un traumatismo craneoencefálico en el ex piloto, que lo mantuvo dormido seis meses, intencionalmente, por los médicos, hasta que en septiembre de 2014 regresó a su hogar para mantenerse sin contacto alguno.

Y es Corinna, su esposa, quien mantiene al mundo 'en contacto' con la leyenda de la Fórmula Uno, aunque ese 'contacto' se limite a aparecer en ciertos eventos sociales o comerciales donde se refiera a su marido.

"Veo a Michael muy a menudo y puedo decir que todavía está luchando", dijo hace unos meses Jean Todt, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), quien es cercano a la familia del ex volante. La recuperación de 'Schumi', según estimaciones médicas, llevaría hasta tres años para esperar una eventual mejora en su condición.

Versiones, rumores, incluso inventos por parte de supuestos allegados a Michael han rodeado su entorno: "Schumacher comienza a reconocer a sus familiares", citó el diario francés Le Parisien al ex piloto Philippe Streiff en 2014, palabras que fueron desmentidas por Sabine Kehm, agente de 'Schumi'.

"Éste señor no tiene ningún contacto ni con Corinna ni con el profesor (Gérard) Saillant, presidente de la Comisión Médica de la FIA, desde hace al menos un año; incluso, nunca hubo amistad entre Streiff y Michael".

Además, en agosto pasado, por si algo más faltara al misterio que envuelve la salud de Schumacher, se reportó la muerte en prisión del hombre que había conseguido el expediente médico del alemán y había tratado de ofertarlo a distintos medios.

Sin embargo, reza la frase, la esperanza muere al último, y fue Sabine Kehm quien semanas atrás declaró que "estamos muy contentos de poder decir que todavía hay margen de mejora".

Y esa mejora, tal vez, en lo profundo de su ser, le permitirá a Michael disfrutar del andar de su hijo Mick en el mundo motor, quien ya vivió gloria en la Fórmula 4, en el circuito de Oschersleben, Alemania, momento que disfrutó a lado de su madre, Corinna, y su abuelo Rolf.

"Es indescriptible, estoy muy feliz, estoy en la Luna", dijo Mick, quien corre para el equipo holandés Amersfoort Racing. ¿Impresiones sobre su padre? El piloto de 16 años de edad tiene prohibido hablar con la prensa sobre el estado de Schumacher.

Mick, en este 2015, ya probó un Ferrari en las míticas instalaciones de Maranello, y en 2016 pilotaría en la Fórmula 3, proceso que es seguido de cerca por Luca Baldisserri, director de la Academia de Pilotos del 'Cavallino Rampante'.

Veintinueve de diciembre de 2015, 24 meses, 730 días; Michael Schumacher, 46 años de edad...