La reestructuración de Mercedes

Lewis Hamilton se unió en el 2013 a la casa germana para encontrarse con una restructuración que trajo al ingenio Paddy Lowe de McLaren

CIUDAD DE MÉXICO

El equipo alemán Mercedes arribará a su quinto año dentro de la Fórmula Uno, en su nueva etapa, como el favorito para obtener no solo el título de pilotos, sino el de constructores. Pero estas suposiciones no son cuestión de suerte, más bien, parece la conjunción de las personas correctas en el momento indicado.

Lewis Hamilton se unió en el 2013 a la casa germana para encontrarse con una restructuración que trajo al ingenio Paddy Lowe de McLaren, en donde desarrollaba la función de director técnico, para convertirse director ejecutivo técnico en la casa de Stuttgart y en la mano fuerte en el diseño del nuevo monoplaza.

Junto a él también estará el ingeniero Bob Bell, el artífice de los dos campeonatos del español Fernando Alonso con la escuadra Renault. En sus manos está ser el enlace entre dos mentes brillantes de la ingeniería; Aldo Costa, responsable del diseño y desarrollo del nuevo monoplaza, y de Geoff Willis, responsable de la aerodinámica.

Costa ha trabajado en el departamento de diseño y es recordado por ayudar a la consumación del último título del siete veces monarca Michael Schumacher, esto en el 2005; además, ayudó a la coronación de Kimi Räikkönen en el 2007 con la Casa de Maranello.

Tal vez toda la estructura que armaba la casa alemana fue un elemento para que Hamilton dejara McLaren, el equipo que lo vio nacer, a finales del 2013, y es que en los últimos años, los de Woking han perdido a hombres clave en la creación de sus éxitos, tal fue el caso de Adrian Newey, integrante de Red Bull y Paddy Lowe.

Así, Hamilton y Nico Rosberg afrontarán lo que podría ser su campaña de ensueño, con un dream team detrás de ellos, y con un motor que durante los entrenamientos ha demostrado ser el mejor.