En McLaren buscan la fórmula

McLaren espera retomar los primeros planos de la máxima categoría con el regreso de los motores Honda, y cuando Fernando Alonso esté recuperado.


Monoplaza McLaren
Monoplaza McLaren (AP)

Ciudad de México

El 2015 parecía un nuevo comienzo para McLaren, con nuevo proveedor de motores, con la reaparición de Honda en la máxima categoría, y la contratación de uno de los pilotos más talentosos de la parrilla, el español Fernando Alonso, quien busca revancha tras cinco años en Ferrari.

Sin embargo, tras los entrenamientos en Montmeló, el panorama se tornó similar al de los últimos dos años, en los que la escudería británica no ha podido conseguir victoria alguna en un Gran Premio.

Para empezar fue el equipo que menos kilómetros recorrió en el circuito de Cataluña, una demostración de que a Honda le tomará un tiempo desarrollar un motor acorde a esta nueva Fórmula Uno.

Pero esa no fue la peor noticia, Alonso, el ibérico, la gran contratación en Fórmula Uno junto a Sebastian Vettel a Ferrari, no podrá iniciar la temporada con el equipo tras sufrir un accidente que lo mandó al hospital con una conmoción que incluso lo hizo viajar al pasado por varios segundos.

Su lugar, al menos en el Gran Premio de Australia, lo ocupará el danés Kevin Magnussen, quien llegó la temporada pasada como la promesa de la Fórmula Uno, pero corrió la misma suerte que el mexicano Sergio Pérez en 2013, y para esta temporada se deberá conformar con ser el piloto de pruebas.


Alonso parece la pareja ideal para Jenson Button, y McLaren será una de las escuderías que presuma dos campeones mundiales en sus volantes. El británico fue monarca con Brawn-Mercedes en una temporada extraña en 2009 y al año siguiente aterrizó en los talleres de Woking.

Jenson ha sido lo único constante en el equipo, que en 2013 tuvo un año para el olvido lo que provocó, además de la salida de Checo, el cambio en los directivos, con Éric Boullier dejando su lugar en Lotus para convertirse en el director de la escudería británica en enero del año anterior para encomendarle la parte técnica a Tim Goss, tras la salida de Paddy Lowe.

Pero los resultados no han llegado, y el propio Boullier ya aterrizó las ilusiones, ai rmando que el automóvil será competitivo hasta que la temporada de la máxima categoría llegue a Europa y estas primeras carreras las utilizarán como examen para saber qué tan lejos están de lo ideal.

Al mismo tiempo, aguardarán por Alonso, quien dijo que estará listo para Malasia, para tratar de emular a su ídolo, Ayrton Senna, y regresar a McLaren a los primeros lugares de la parrilla.