‘Locura’, con puntos

Max Verstappen y Carlos Sainz de Toro Rosso aprovecharon las circunstancias en Austin para obtener los mejores resultados de sus carreras; Daniel Ricciardo solo fue décimo

Max Verstappen
Max Verstappen (Reuters )

AUSTIN, Texas

Detrás de los tres protagonistas del fin de semana en Austin, Lewis Hamilton y Nico Rosberg (Mercedes), y Sebastian Vettel (Ferrari) se ubicó un joven de 18 años recién cumplidos, Max Verstappen, de Toro Rosso, quien terminó en el cuarto lugar del Gran Premio de Estados Unidos, al aprovechar las circunstancias.

Con ello, el holandés igualó su mejor resultado en la máxima categoría, junto al cuarto puesto obtenido en Hungría, y llegó a 45 puntos en la clasificación, para colocarse como el mejor debutante este año en Fórmula Uno; el piloto mostró su felicidad.

"Fue una buena carrera, desde el principio, desde la primera curva fue buena para nosotros, y a partir de ahí el ritmo fue muy bueno, peleé con el Ferrari, luego quedé un poco atascado detrás del Force India, pero después el carro estuvo bien, tomamos la decisión correcta con las llantas suaves, y a partir de ahí fue una carrera divertida, terminar cuarto es increíble, así que quiero agradecer al equipo".

Su compañero de escudería en Toro Rosso, el español Carlos Sainz, obtuvo el mejor resultado en su carrera en Fórmula Uno, con un séptimo lugar, a pesar de haber partido en la última posición, después de sufrir un duro accidente en la primera parte de la calificación.

"Fue un buen día, aunque nos volvió a pasar de todo, pero conseguimos el mejor resultado de la temporada saliendo últimos, así que hay muchas cosas positivas con las cuales quedarse, aunque haya tenido dos paradas de pits muy lentas y haya aprendido el circuito en seco en competencia. Con la carrera loca que esperaba sabía que se podía hacer algo grande, y empujamos desde el principio para obtener resultados".

Por su parte, Daniel Ricciardo, de Red Bull, vivió una competencia extraña, llegó a dar varias vueltas en la primera posición después de rebasar a Hamilton, pero tras un toque con Nico Hülkenberg de Force India estuvo a punto de salir del Gran Premio, al final rescató una unidad con el décimo lugar.

"Fue una carrera extraña, al principio fue una batalla divertida con Mercedes, lo disfruté, sentí que tenía más velocidad, para pasar a Daniil (Kvyat) y Nico (Rosberg), y luego a Lewis, tomé ventaja, pensaba que con las llantas medias éramos fuertes y podíamos ganar la carrera, pero cuando estaba seco tuvimos más problemas, y el safety car no nos ayudó, porque Force India quedó detrás y ya cuando estás en el tráfico hay riesgo de accidentes como me ocurrió".