Lotus, de promesa a decepción

La escuadra Lotus fue una de las más competitivas en la temporada 2013 de la Fórmula Uno, y con un menor presupuesto le robó un triunfo a los denominados grandes; pero ahora, los problemas económicos y un cambio de administración los tienen con constantes fallas.

Ciudad de México

En la Fórmula Uno la frase “las cosas cambian rápidamente de una carrera a otra” se repite de manera constante y a veces es tomada a la ligera, pero en la realidad es el vivo reflejo de lo que sucede de manera habitual en el Gran Circo, y es que mientras un día puedes ser el héroe, unas horas después puedes pasar a ser el villano.

Esta situación es la que vive la escuadra Lotus en la actualidad. Sus dos asientos eran codiciados de forma intensa en los últimos cuatro meses del 2013. El mexicano Sergio Pérez, el alemán Nico Hulkenberg, el venezolano Pastor Maldonado, el francés Romain Grosjean, entre otros, lucharon por tomar esas plazas, que en el papel, prometían ser competitivas para la campaña 2014; al final, Maldonado y Grosjean fueron los escogidos.

Tras un 2013 en que la escuadra propiedad de Gerard López ganó la carrera inaugural en Australia con el finlandés Kimi Räikkönen, quien además sumó siete podios, mientras Romain consiguió seis top 3, para concluir en la cuarta posición por equipos; ahora, después una carrera de la campaña 2014 y dos sesiones de clasificación (Melbourne y Sepang), las expectativas de esta escudería pasan por rescatar algunos puntos.

Los problemas del equipo se veían venir desde finales de la temporada anterior. La falta de dinero, que llevó a que Iceman pusiera en evidencia ante los medios de comunicación el adeudo de salario por varios meses, es un factor que hoy tiene sus consecuencias, y es que, hasta principios de este año, la cuestión económica no fue resuelta y únicamente la llegada del dinero de Petróleos de Venezuela (PDVSA) así como el acuerdo con Saxo Bank, una institución financiera online, permitieron que el desarrollo del nuevo monoplaza se pusiera en marcha de forma tardía.

Esto generó que Lotus fuera la única escuadra en no estar presente en los primeros cuatro días de pretemporada en Jerez de la Frontera, España, realizados a finales de enero, y con ello, tener solo ocho jornadas de prácticas, todas en Bahréin previo al inicio de la temporada 2014, una desventaja en kilómetros respecto a sus rivales, mismos que ahora están pasando factura ante las constantes fallas mecánicas en el monoplaza.

Pero además, la falta de euros ha levantado dudas respecto al trato que les otorga Renault como proveedora de motores. Si bien las plantas de poder francesas han presentado problemas en Red Bull y Toro Rosso; con Lotus estos se han incrementado.

Durante la primera carrera del año, en Melbourne, tanto Grosjean como Maldonado abandonaron por fallas en el sistema de recuperación de energía, mientras en la clasificación del Gran Premio de Malasia de este fin de semana, los inconvenientes regresaron durante las prácticas del viernes.

Rumores dentro del paddock sugieren que dado que Lotus no ha podido garantizar el pago total a Renault, la compañía gala les está otorgando productos de menor calidad en comparación a sus otros clientes, una situación que ha buscado desmentir Remi Taffin, el director de operaciones en pista de Renault, en el trazado de Sepang, quien argumentó que la desventaja respecto a las otras escuderías se debe al desarrollo correspondiente a cada equipo.

Todas estas situaciones han llevado a que Lotus, el equipo que Pastor Maldonado escogió para esta campaña, pase a ser un colero de las carreras; mientras, irónicamente la casa Williams, la misma a la que él criticó y acusó de buscar sabotear su carrera en el año anterior, ahora aspira de nueva cuenta a ganar competencias.

EL DATO

Eric Boullier, quien fuera director del equipo Lotus, fue contratado para el mismo puesto en la escudería McLaren para este 2014.

315 puntos logró Lotus en la campaña 2013, superando así por 193 a McLaren, quien ocupó la quinta plaza de constructores.

207 unidades consiguió Kimi Räikkönen en 2012, justo en su retorno a la Fórmula Uno con la escudería Lotus.

1,288 kilómetros recorrió Lotus durante los entrenamientos de pretemporada, mientras Mercedes realizó 4,973 kilómetros.

23 millones de dólares al año se estima que es el precio que pone la firma Renault por temporada para sus motores V6 para cada equipo de la Fórmula Uno.