Jornada de pesadilla

Kimi Räikkönen tuvo problemas desde los terceros entrenamientos libres, y se prolongaron hasta la calificación; saldrá desde el fondo

Kimi Räikkönen, piloto de la escudería Ferrari
Kimi Räikkönen, piloto de la escudería Ferrari (AFP)

Ciudad de México

El finlandés Kimi Räikkönen no tuvo un buen segundo día en la pista en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

La pesadilla comenzó en los terceros entrenamientos libres, cuando se salió en la curva 10 e incluso bajó del automóvil para revisar el motor.

Sin embargo, los mecánicos de Ferrari hicieron lo posible para que volviera al circuito para la calificación, donde un problema en los frenos le impidió avanzar a la Q3 y lo obligó a ubicarse en el lugar 15, aunque saldrá 18 por modificar la caja de cambios.

"En la mañana tuvimos un problema, debimos detener el automóvil, luego tuvimos que cambiar todo, así que obviamente no hubo tiempo para arreglar el carro, y con el poco que teníamos para la puesta a punto hubo problemas con los frenos. A pesar de todos los problemas que tuvimos el plan era llegar a Q2, vamos a tener castigos, así que no tenía sentido ir a Q3, por lo que ahora podemos elegir las llantas para la carrera. Fue un día difícil, pero a veces tienes problemas y hay que lidiar con ellos", explicó.

Sobre las posibilidades de optar por una estrategia de una sola parada en pits durante la carrera, señaló: "No tengo el conocimiento, porque es un circuito nuevo, pero creo que es posible".