"Indianápolis se me dan bien": Márquez

El piloto de Repsol comentó que durante las vacaciones aprovechó para entrenar y tener un mejor rendimiento 

Marc Márquez
Marc Márquez (Reuters )

INDIANÁPOLIS, Estados Unidos

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) espera poder rendir a un muy buen rendimiento en Indianápolis, puesto que según explicó las pistas estadounidenses se le dan bien "porque son circuitos que se giran a izquierda y por eso se me dan bastante bien".

"La verdad es que no lo sé, pero el hecho de que sean de izquierdas hace que se me den muy bien y ayuda, tanto en Austin como aquí el asfalto no tiene mucha adherencia y cuando eso pasa no sé por qué, pero me encuentro bastante bien, aunque ya veremos, porque me gusta el circuito y el año pasado me encontraba muy bien, pero las Yamaha de Valentino y Jorge ya fueron muy bien el año pasado y este año ellos han mejorado, así que ya veremos", reconoció el doble campeón del mundo de MotoGP de 2013 y 2014.

El piloto de Repsol comentó que durante las vacaciones ha hecho "un entrenamiento en Misano, además de vacaciones en Ibiza y luego en casa con los amigos y entrenándome".

Al respecto de los entrenamientos en el circuito italiano de Misano Adriático, programados tras el Gran Premio de Alemania, Marc Márquez explicó que fueron "positivos, pero en realidad los cambios que hicimos fueron muy pocos para este año, aunque sí que fueron positivos para el año que viene, porque Honda trajo un chasis con la dirección del 2015, pero exagerada, y vimos que no, que no era la dirección adecuada, pero lo querían entender bien y vimos que no y eso es importante para el futuro".

"Es un chasis que partía del de 2015 pero exagerado en algunos puntos para entender bien el rendimiento, ya que si cambias sólo un poquito no ves el punto débil, pero vimos claramente que no era el camino", recalcó el piloto de Repsol Honda.

En cuanto a los cambios que realizaron en la moto en los entrenamientos de Misano, Marc Márquez reconoció que no podía explicarlos, aunque sí que trabajaron "mucho con la electrónica que tenemos para mejorar la entrada en curva, sin perder al parar la moto, y ahí mejoramos un poco, y también a nivel de balance de la moto, que es en donde vimos la mejora más importante, pero no hay piezas nuevas".

La cita de Indianápolis podría ser importante para sus intereses puesto que éste "será un punto bueno y también Brno, sobre todo Brno, que es un circuito en el que o te encuentras a gusto o no vas rápido".

"Alemania siempre ha sido un circuito para Honda, o mejor dicho no tan bueno para las Yamaha, pero aquí, en Indianápolis, ya el año pasado Yamaha fue rápida y será un buen sitio para ver cómo estamos, pero bueno, en Holanda ya pudimos estar allí, en Alemania ganamos y se va confirmando, así que ojalá que en estas dos próximas carreras podamos seguir confirmando nuestros progresos", explicó el piloto de Repsol Honda.

Márquez no se quiso ver como favorito en esta carrera, aunque se sinceró al indicar que "ojalá pueda ser favorito el domingo antes de empezar la carrera, pero ya veremos como van los entrenamientos y como va la carrera, ya que cada año es diferente, pero intentaremos ganar porque no se puede ir con otra mentalidad".

Por lo que se refiere a la pelea por el título mundial, el campeón del mundo de Repsol dijo que no se le puede descartar ya que "hasta que sepas que matemáticamente no tienes opciones no puedes estar descartado, pero ahora mismo estoy muy, muy lejos, pero si quiero mantenerme vivo el máximo de carreras posibles tengo que ir ganando y recortando puntos".

"No obstante ya lo dije en Alemania, no pienso en el título, que lo veo muy lejos, 65 puntos, no es imposible que si que son muchos puntos y lo importante es que siga disfrutando de la moto y que vengan buenos resultados carrera tras carreras", agregó Márquez.