Los campeones del Gran Premio de México

A unos días de que regrese la Fórmula Uno a la Ciudad de México, aquí te dejamos los nombres de quienes se coronaron en las 16 carreras que vivió el Autódromo Hermanos Rodríguez

lain Prost y Nigel Mansell hicieron el 1-2 en 1990
lain Prost y Nigel Mansell hicieron el 1-2 en 1990 (Mexsport)

Ciudad de México

La Ciudad de México volverá a recibir a los grandes pilotos de la élite mundial de automovilismo, como lo hacía hace 23 años, antes de cerrar sus puertas a la Fórmula Uno. 

LOS PRIMEROS AÑOS 

La capital mexicana disfrutó de su primera carrera de F1 en 1962,  y aunque no se disputaban puntos, la escudería Lotus-Climax arrasó con la primera y tercera posición, en una competencia que quedó marcada por el deceso del piloto mexicano Ricardo Rodríguez.

Tras lo sucedió en las pruebas, la carrera se llevó a cabo, donde los británicos Trevor Taylor y Jim Clark compartieron el lugar de honor en el podio, seguidos por Jack Brabham  e Innes Ireland. 

Para el siguiente año se hizo oficial la competencia en el centro del país; Lotus de nuevo con Jim Clark se adueñó del primer lugar, Kack Brabham lo volvió acompañar con el segundo puesto, mientras que Richie Ginther subió en el tercer sitio.

México se mantuvo dentro del calendario los siguientes cinco años, donde vio coronarse a campeones como Dan Gurney, de Brabham-Climax (1964); Richie Ginther, de Honda (1965); John Surtees, Cooper-Maserati (1966); Jim Clark, Lotus Ford (1967); Graham Fill, Lotus Ford (1968); Denny Hulme, McLaren-Ford (1969); y Jacky Ickx, Ferrari (1970). 

EL REGRESO TRAS 16 AÑOS DE AUSENCIA
Después de 16 años sin recibir un Gran Premio, en 1986 nuevas escuderías y pilotos recorrieron una renovada pista del Autódromo. En la décima edición de esta competencia, Gerhard Berger, de Benetton BMW, se adjudicó el primer lugar, pero atrás de él se colocaron Alain Prost, de McLaren, y Ayrton Senna, de Lotus, quienes años después levantarían el título. 

Williams subió al podio con Nigel Mansell un año más tarde, en una carrera donde sólo terminaron nueve competidores de los 26 que habían iniciado. 

Para 1988, con nuevos motores los cuales tenían una potencia reducida, se destacó por la pelea por el campeonato entre compañeros del mismo equipo, Alain Prost y Ayrton Senna, de McLarent; el francés superó a su compañero y se hizo con el título. 

Para la edición 13 del Gran Premio de México llegó el desquite de Senna, logró un triunfo más en aquel campeonato de Fórmula Uno, donde superó por 56 segundos a Prost, quien acabó hasta la quinta posición. 

Para 1990 el Gran Premio celebrado en tierras aztecas se ubicaba en la sexta fecha del campeonato; Ferrari con Alain Prost y Nigel Mansell hicieron el 1-2, seguidos por Gerhatd Berger en la tercera posición. 

Williams regresaba a lo más alto en 1991 con motores de Renault; Ricardo Patrese y Nigel Mansell se quedaron con el primer y segundo lugar, en una competencia donde el piloto brasileño Ayrton sufrió un accidente durante las pruebas, donde criticó el circuito de los Hermanos Rodríguez. 

La Ciudad de México celebró su última competencia de la categoría reina del automovilismo en 1992. En esta carrera fue la primera donde el joven alemán y quien ya despuntaba como promesa, Michael Schumacher, subió por primera vez a un pódium, donde Nigel Mansell con Williams mandaron en la competencia.