Red Bull inicia una nueva era

Tras seis años con Sebastian Vettel como estrella y cuatro títulos como herencia, Red Bull apuesta por los jóvenes Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat

Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat, pilotos de Red Bull
Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat, pilotos de Red Bull (Twitter Red Bull )

Ciudad de México

Después de un matrimonio Red Bull-Sebastian Vettel que dejó cuatro títulos de pilotos y el mismo número de constructores para la escudería austriaca, el equipo cedió ambos campeonatos a Lewis Hamilton y Mercedes, mientras que el alemán desaceleró en 2014 y en esta nueva temporada competirá con la escudería Ferrari.

Red Bull inicia una nueva era sin su piloto más exitoso, y con dos jóvenes al volante, Daniel Ricciardo, que repite, y Daniil Kvyat. Con la aplicación de las nuevas reglas el año anterior, Mercedes se adaptó mejor y el equipo del Toro dio un paso atrás, para conformarse con el subcampeonato de constructores.

Sin embargo, con el fin del monopolio de los austriacos en la máxima categoría también llegó una buena noticia a través de Ricciardo. El australiano fue el elegido para reemplazar a Mark Webber como escudero de Vettel, pero el joven de 25 años no se conformó con ese puesto y superó en el conteo final a su compañero de equipo.

Además, Daniel fue el único piloto que a pesar de no ser de Mercedes ganó carreras en la campaña anterior, al imponerse en tres Grandes Premios.

Con un piloto constante y agresivo, más la experiencia del jefe de equipo, Christian Horner, y el director técnico, Adrian Newey, Red Bull espera recuperar ambos trofeos en esta campaña.

Para conseguirlo, junto a Ricciardo estará el ruso Daniil Kvyat de 20 años, quien el año pasado estuvo en la escudería de formación de Red Bull, Toro Rosso y se convirtió en el piloto más joven en sumar puntos, rompiendo el récord de Vettel, a quien llega a sustituir.

Kvyat consiguió el título de GP3 en 2013 y eso le valió dar el salto a la máxima categoría, en Toro Rosso terminó décimo en Malasia y China, y noveno en Australia, Gran Bretaña y Bélgica, y sus ocho puntos provocaron que Red Bull lo contratara para iniciar esta nueva era sin el alemán, cuatro veces campeón.


La escudería del Toro decidió correr las prácticas en Jerez y Montmeló con un diseño diferente al que utilizarán en la temporada, pero los resultados no fueron positivos y Williams se apuntó como el candidato a pelear con Mercedes.

Sin embargo, Red Bull apuesta a la fórmula de directivos y mecánicos que le dieron éxito en los años anteriores, sumada a una dupla de pilotos jóvenes, con deseos de ganarse un nombre. La exigencia mínima es repetir el segundo lugar, aunque en Austria se ilusionan con que 2015 sea el primer año de una nueva era de éxitos.