Esteban y Sergio: ¿A dónde irán los mexicanos?

Si los rumores de la salida de Pérez de McLaren se vuelven realidad, Checo tiene pocas opciones en la parrilla para 2014; mientras Gutiérrez mantiene negociaciones con Sauber

Esteban Gutiérrez y Sergio Pérez
Esteban Gutiérrez y Sergio Pérez (Mexsport)

Austin, Texas

La temporada 2013 de Fórmula Uno inició como un sueño para México. Dos pilotos nacionales tomaban la parrilla de salida en el Gran Premio de Australia en marzo; uno de ellos, Sergio Pérez, con una de las escuderías de punta (McLaren), mientras otro, Esteban Gutiérrez, daba su primer paso para comenzar a escribir su propia historia con Sauber. Ocho meses después, la realidad es diferente y existe una posibilidad de no tener representantes en el 2014.

Los asientos para el próximo año comienzan a escasear. Con Red Bull, Ferrari y Mercedes con alineaciones confirmadas, las opciones para Checo, en caso de no continuar con McLaren, son pocas. Más aún, algunas de ellas requieren llevar apoyo económico para ser considerado.

Lotus es uno de los equipos que mantiene sus asientos “disponibles”; sin embargo, la disputa por ellos es alta. Si bien el francés Romain Grosjean aún no cuenta con las garantías de mantenerse; Eric Boullier, director de la casa, ha dado a entender el deseo por conservarlo, con lo cual solo quedaría una butaca libre: la que dejó Kimi Räikkönen, y la cual es disputada, según rumores, por el alemán Nico Hülkenberg, actual competidor de Sauber, y el venezolano Pastor Maldonado (Williams).

Los problemas económicos de Lotus son grandes. Durante el año les fue complicado pagar el salario de Iceman; por ello, la necesidad de encontrar alguien con dinero para aportar presupuesto al equipo; es ahí donde el nombre del sudamericano toma fuerza gracias al cheque listo por parte de PDVSA, la compañía petrolera de Venezuela.

Si el tapatío desea ingresar a la ecuación necesitará del apoyo de empresas para luchar contra más de los supuestos 30 millones de dólares listos por parte de Maldonado.

Force India podría ser otro camino a seguir sin necesidad de aportar un centavo. Aunque una escuadra de media tabla es la más sólida de este sector; además, mantiene la filosofía de contratar no por dinero sino por talento. Sin embargo, el trabajo realizado por el alemán Adrian Sutil y el escocés Paul di Resta ha sido excepcional para Vijay Mallyah, dueño de la casa india, quien desea retenerlos.   

Después de ello, los caminos a seguir no son alentadores. Para encontrar más sitios es necesario voltear al fondo de la tabla: Caterham y Marussia. En el primero existen dos asientos abiertos, mientras en el segundo únicamente resta definir quién acompañará al francés Jules Bianchi. La realidad en esas escuadras sería pelear por los últimos lugares en cada competencia, fuera de los puntos. Junto a ello, a esos equipos también sería necesario aportar dinero.

¿UN EQUIPO MEXICANO?

La casa Sauber continúa sin decidir para 2014. Mientras Esteban Gutiérrez negocia con ellos para una campaña más como principal opción, sin cerrarse a Force India y Lotus, un viejo proyecto podría renacer.

A mediados de la temporada 2012, los rumores en el paddock llegaron a insinuar la posibilidad de que este equipo tuviera una alineación 100 por ciento mexicana, con Sergio Pérez como el hombre de experiencia y Gutiérrez a su lado, ambos apoyados por el patrocinio de empresas Carlos Slim Domit y otros grupos mexicanos.  

La situación económica en Hinwil fue complicada en 2013. Sauber estuvo a punto de no completar la campaña por este tema, y la llegada de dinero procedente de cuatro empresas de Rusia permitió hacer frente a los problemas; sin embargo, el flujo de ese efectivo comienza a no ser tan claro para la próxima campaña y Monisha Kalthenborn, directora del equipo, no vería con malos ojos tener un dueto azteca, con el regreso de Pérez, siempre y cuando esto llegue acompañado de una cantidad de dólares.

Las opciones comienzan a terminarse. Si Checo quedara fuera de McLaren por el danés Kevin Magnussen, el tapatío tiene poco tiempo para encontrar un asiento competitivo que le permita demostrar su talento, de lo contrario, podría pasar a la lista del olvido como el finlandés Heikki Kovalainen, el japonés Kamui Kobayashi, el español Jaime Alguersuari Jr., entre otros.