Factores que alejaron la F1 de México

La poca seguridad,  críticas de la pista y el factor económico fueron situaciones que alejaron a nuestro país de una competencia de Fórmula Uno en dos ocasiones

Gran Premio de México de 1992
Gran Premio de México de 1992 (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La Fórmula Uno ha regresado a la Ciudad de México para una nueva y tercera etapa; la primera fue de 1962 a 1970, la segunda de 1986 a 1993 y  ahora lo hará de 2015 a 2019. En los dos primeros ciclos, distintos factores provocaron que la FIA y los organizadores de la F1 dejara de incluir a México en el calendario por 23 años.


SEGURIDAD Y MALA ORGANIZACIÓN


El Gran Premio que se celebró en la capital mexicana en 1970 dejó a los organizadores con un amargo sabor; la ciudad recibía la llegada de ciclistas en las zonas aledañas del Deportivo Magdalena Mixhuca. Al terminó de este evento deportivo cerca de 100 mil personas acudieron a la carrera que se llevaba a cabo en al autódromo.


Al ver que las tribunas estaban llenas, los aficionados se reubicaron en los bordes de la pista, trayendo como consecuencia que los competidores no quisieron arriesgarse y se rehusaban a correr.

La poca seguridad que permanecía para resguardar la carrera no pudieron controlar a la gente, aún así se llevó a cabo la competencia, pero se eliminó a México del calendario de la Fórmula Uno para el siguiente año.


CONDICIONES DE LA PISTA Y EXIGENCIAS DE LOS PILOTOS


La categoría master del automovilismo regresaba a México después de 16 años,  en el Gran Premio de 1991. Ayrton Senna sufrió un accidente en la curva Peraltada, una de las más peligrosas, durante las primeras prácticas; el brasileño no controló su coche y se salió de la pista chocando con un muro de neumáticos, provocando que se volteara.


“Sí golpeas esos neumáticos es muy probable que salgas despedido y termines dándote vuelta, eso fue lo que me pasó y le puede pasar a otros”, comentó Senna después del accidente sufrido.

Junto a eso se le sumó que la pista no era totalmente lisa y había muchos brincos en el trazo; la altura también se convirtió en un enemigo de los pilotos, quienes no estaban acostumbrados a correr altitudes como estas, mientras que los mecánicos de cada escudería debían de centrarse en los turbos de potencia.


EL COSTO ECONÓMICO


México empezaba a ver destellos de la crisis económica que se avecinaba en 1994, el Gran Premio necesitaba a un inversionista que pudiera sobrellevar los gastos que este generaba, pero en nuestro país no había quien lo hiciera.


Los costos altos de la transmisión televisiva  convirtieron en un inquietante para el GP de México, no cualquiera podía sintonizar los canales donde se transmitían las carreras, ya que pertenecían a un canal de televisión de paga.