Hamilton supera a Rosberg en las pruebas libres

El piloto británico fue el más rápido en las segundas pruebas libres de este viernes, dejando en segundo lugar a su compañero el alemán Nico Rosberg, quien había tenído el mejor tiempo en las primeras prácticas

Lewis Hamilton, el más rápido en las segundas pruebas libres en Austria
Lewis Hamilton, el más rápido en las segundas pruebas libres en Austria (Reuters)

SPIELBERG, Austria

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) fue el más rápido de los segundos entrenamientos libres del Gran Premio de Austria con un tiempo de 1:09.542, mientras que su compañero Nico Rosberg marcó el segundo mejor registro y el español Fernando Alonso (Ferrari) fue tercero.

Hamilton, que dio 37 vueltas al circuito del Red Bull Ring de Spielberg, fue junto a su compañero Rosberg, que completó 50 vueltas, el único que llegó a bajar del minuto y diez segundos en su mejor giro al trazado austríaco de 4,326 kilómetros.

Alonso, como en la primera sesión de la mañana, marcó el tercer mejor registro de los segundos entrenamientos libres en 40 vueltas, seguido por un grupo de ocho pilotos entre los que estaban los coches de Williams, Red Bull y McLaren.

El finlandés Valtteri Bottas (Williams), el brasileño Felipe Massa (Williams), el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), el británico Jenson Button (McLren), el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), el danés Kevin Magnussen (McLaren), el francés Jean-Eric

Vergne (Toro Rosso) y el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) se agolparon en apenas 5 décimas de diferencia con el asturiano.

La tanda de entrenamientos se disputó bajo una constante amenaza de lluvia, con unas siempre presentes nubes negras que finalmente no llegaron a descargar, como sí lo hicieron, de forma muy leve, en la primera tanda.

Button y Alonso fueron los primeros en poner sus vueltas rápidas en esta segunda sesión, en la que el viento era protagonista en determinadas curvas.

Pronto el líder del Mundial Nico Rosberg igualó y superó el tiempo de Alonso, y junto a él lo hizo Lewis Hamilton, cuando quedaba todo un mundo, más de una hora de tiempo de prácticas por disputarse.

Pasada la primera media hora, y ya con los neumáticos súper blandos, reconocibles por la línea roja que los decora, Hamilton fue el primero en rebajar del minuto y 10 segundos, con un registro de 1:09.652, que mejoraría poco después para lograr el mejor registro final.

Le siguió su compañero Rosberg, aunque ningún otro piloto más logro bajar del 1:10, con Alonso como piloto más rápido exceptuando a los Mercedes.

Mientras el cielo iba poblándose de nubes negras que amenazaban lluvia, los coches realizaban tandas largas de rodaje con mayor carga de gasolina, mientras los mejores tiempos no mostraron cambios hasta el final de la sesión.