La Fórmula E expande horizontes

La Fórmula E llegará a México en 2016 y su presidente espera tener una carrera con miles de aficionados, como ocurrió en el GP de la máxima categoría 

La Fórmula E llegará a la Ciudad de México el próximo 12 de marzo
La Fórmula E llegará a la Ciudad de México el próximo 12 de marzo (Reuters )

Ciudad de México

La Fórmula E es el primer campeonato mundial con automóviles eléctricos, y tras un año exitoso de debut, que inició en Pekín (China) en septiembre del año pasado y terminó en Londres (Inglaterra) en julio de este 2015 con el brasileño Nelson Piquet Jr. como campeón, el serial ha comenzado su segunda temporada, con nuevas fechas, incluidas las de París (Francia) y la de la Ciudad de México.

El certamen tuvo emoción hasta el final de la campaña pasada, ya que entre Piquet y su compatriota Lucas di Grassi, que ocupó el tercer lugar, apenas hubo 11 puntos de diferencia.

La parrilla actual incluye al canadiense Jacques Villeneuve, campeón de Fórmula Uno en 1997, a Jarno Trulli, que militó en la máxima categoría más de diez años, a Bruno Senna, sobrino de Ayrton, a Nicolas Prost, hijo de Alan, y a la suiza Simona de Silvestro.

Todos competirán en el Autódromo Hermanos Rodríguez el próximo 12 de marzo, lo que es motivo de felicidad para el presidente de la categoría, Alejandro Agag, quien estuvo en México para la presentación oficial de la competencia y habló con La Afición.

¿Cómo se siente la Fórmula E de tener una fecha en México esta temporada?

Para nosotros era una prioridad desde el principio venir a una de las grandes ciudades del mundo, estamos en Londres, París, Berlín, Pekín y queríamos estar aquí, a partir de ahora contamos las semanas para correr en el Hermanos Rodríguez.

¿Por qué eligieron a México como parte del calendario?

Por varios motivos: uno, por ser una de las grandes ciudades mundiales donde queríamos tener una carrera definitivamente; dos, por las fantásticas instalaciones que han hecho en el Autódromo Hermanos Rodríguez, y tres, por la afición, porque la mexicana es fantástica, entiende muchísimo, y es una elección perfecta para nosotros.

Tras lo visto en el Gran Premio de México de Fórmula Uno, ¿qué ilusión tienen respecto a la respuesta de la gente?

La Fórmula Uno aquí fue un éxito impresionante, y eso nos motiva para pensar que va a haber un grandísimo evento de Fórmula E, la afición está lista, traerle algo nuevo, distinto, pocos meses después, es una cosa positiva y lo va a disfrutar.

¿Cómo vislumbra la carrera del próximo 12 de marzo?

Va a ser espectacular, porque va a haber muchísima gente y hay grandes oportunidades de rebasar y las instalaciones son fantásticas.

Tras el éxito de la primera temporada, ¿cómo ha iniciado la segunda?

Seguimos por ese camino, es muy positivo, las dos primeras carreras fueron un éxito, la audiencia televisiva es mayor que la del año pasado. Temíamos un poco, porque en el segundo año ya no es nuevo, pero al revés, está más fuerte, tenemos nuevos constructores que van a entrar al campeonato, más ciudades que quieren formar parte del calendario, por lo tanto, la inercia sigue fuerte.

¿Cómo ayuda a la categoría tener todos los eventos en un solo día?

Tenemos ese formato que va muy bien, a veces ayuda cuando estamos en un circuito callejero, porque no podemos bloquear tanto tiempo las calles, pero concentrar en un día está bien, llega el público ve los entrenamientos, la calificación y la carrera y es una gran experiencia.

¿Cuáles son las diferencias respecto a lo que los aficionados mexicanos vieron en Fórmula Uno?

No las comparamos para nada, son diferentes, somos grandes aficionados de la F1 y nos centramos en los valores que tenemos: en la sustentabilidad, la tecnología, la innovación y a través de ella, aportar algo positivo a la sociedad y ayudar a la lucha contra el cambio climático y contra la contaminación en las ciudades.

¿Qué se puede hacer en la Ciudad de México para crear conciencia en ese tema entre la gente?

Tarda tiempo, hay que insistir en el mensaje, el coche eléctrico es una parte de la solución para la contaminación en las ciudades, pero no es un problema solo de México, todas las grandes ciudades lo tienen, París, Pekín, entre otras.