Revolución Eléctrica

El espectáculo de la fórmula E está en México y el director de la categoría habló sobre las aspiraciones de este serial, que pretende ganarle terreno a los motores de combustión


Alejandro Agag, CEO de la Fórmula E
Alejandro Agag, CEO de la Fórmula E (Reuters )

Ciudad de México

El serial pretende ser una plataforma de desarrollo de tecnología necesaria para hacer más cercanos a los automóviles eléctricos y el fin de semana mostrará sus alcances en México, todo con la intención de hacer de este tipo de coches algo mucho más conocido y familiar para el consumidor y aficionado. Con apellidos como Senna, Piquet y Prost en la parrilla de salida, la Fórmula E busca hacer eco en su visita a la Ciudad de México y mostrar un poco de lo que son capaces estos autos, que pueden alcanzar velocidades de hasta 225 kilómetros por hora.

Alejandro Agag, CEO de la categoría, explicó en entrevista con La Afición lo que ofrece esta categoría, que busca captar la atención de los fanáticos al mundo motor. “Toda revolución o cambio importante es complicado, pero hay mucha gente que está buscando ese cambio porque están preocupados por la contaminación en las ciudades”, explicó el directivo. “En la Ciudad de México hay un problema grave de contaminación; Pekín, donde fue nuestra primera carrera, también tienen problemas más graves de contaminación, y en París también… Eso hay que resolverlo. Una parte de la solución, no digo que toda, es el uso de los autos eléctricos”.

¿Qué expectativas se tienen para la Ciudad de México?

Será fascinante, pues es la primera vez que corremos en un autódromo. Nuestras carreras son en circuitos callejeros, pues queremos correr en las ciudades, dentro de las ciudades, y sólo México cumple con ese detalle. Aquí los autos y pilotos se comportarán diferente a como se han comportado hasta ahora, tendrán que cambiar su estilo de conducción a circuito y no sabemos cómo será. Tengo gran curiosidad por ver cómo se desarrollará la carrera y el manejo de la estrategia, para ver como emplearán su energía. Por sus características, esta carrera será única.

¿Por qué hacer la Formula E algo mucho más cercano al fanático?

Pensamos que el deporte motor está perdiendo seguidores y no lo están siguiendo tanto como antes, por eso estamos haciendo un esfuerzo para acercar el deporte. Recuerdo las carreras de los 60 en la F1, había fans por todos lados. Pero antes se veían los fanáticos cerca del podium, pero ahora eso está lejano, por eso rescatamos esa parte. Queremos regresar un poco a eso.

¿La Fórmula E tiene nombres pesados dentro del automovilismo que tanto influye para que el fanático se envuelva?

Los pilotos son la parte fundamental. Es importante que esto no se vea como una exhibición o como un paseo de autos eléctricos, queremos una carrera de verdad y para tener una carrera de verdad se necesitan pilotos de verdad, y es lo que tenemos. De hecho hay otros grandes nombres que también quieren venir, pues para ellos es muy positivo.

¿Qué tipo de nombres han demostrado interés?

Robert Kubica o Pastor Maldonado. Pastor es un gran piloto con todo lo que se dice de él, yo lo conozco muy bien, corre fantásticamente en ciudad y es muy injusta la valoración que están haciendo de él ahora por su salida de la Fórmula 1. Aquí todos los pilotos tienen un espacio, aunque al final no es mi decisión quién se queda, es de los equipos.

¿Cómo pronostican será este campeonato en varios años, adónde va dirigido?

Lo quiero mover a una mejora de tecnología y que el piloto tenga un solo auto. Tener más fechas en ciudades importantes, no tantísimas fechas, pero buscar las ciudades más importantes. Me gustaría ir a Nueva York, tener una competencia ahí. Ya está en París, Londres, México, Pekín pero me falta Nueva York en el mapa de ciudades que nos gustaría.

¿Es la Fórmula E el futuro del deporte motor?

El futuro del automovilismo está en varias competiciones, sin duda, la Fórmula 1 estará por muchísimos años y algunas otras, pero claramente la Fórmula E es parte de ese futuro, pues el auto eléctrico es el futuro de la industria. La industria va en busca del auto eléctrico y tal vez llegue el momento en que se venda solo auto de combustión como pieza de museo. Ese momento llegará y el campeonato de autos eléctricos será fundamental, pero con esto no quiero decir que los otros acaben, pues aún hay carreras de caballos.