Alonso domina las pruebas en Singapur

El español, dos veces campeón de la Fórmula Uno, sorprendió marcando el mejor tiempo por delante de los dos Mercedes

Fernando Alonso
Fernando Alonso (Reuters)

Ciudad de México

El español Fernando Alonso(Ferrari), doble campeón mundial de Fórmula Uno, marcó el mejor tiempo, por delante de los Mercedes del inglés Lewis Hamilton y del alemán Nico Rosberg -líder del Mundial de Fórmula Uno-, en el primer entrenamiento libre para el Gran Premio de Singapur, que se disputa en el circuito urbano de Marina Bay.

En la mejor de sus dieciséis vueltas, Alonso cubrió los 5.065 metros de la pista de Singapur en un minuto, 49 segundos y 56 milésimas, 122 menos que Hamilton, que en Monza (Italia) logró hace dos domingos su sexta victoria de la temporada y es segundo en el Mundial, a 22 puntos de Rosberg.

Nico, que encabeza el campeonato con 238 puntos, fue tercero en la primera sesión, a 149 milésimas del tiempo del doble campeón mundial asturiano, doble ganador en Singapur: en 2008 (con Renault) y 2010, ya con Ferrari.

Otro alemán, el cuádruple campeón mundial Sebastian Vettel (Red Bull), vencedor los pasados tres años en Marina Bay, en el único Gran Premio nocturno del calendario, marcó el cuarto tiempo del primer ensayo, a 818 milésimas del de Alonso.

El mexicano Sergio Pérez (Force India) acabó décimo en la tabla de tiempos, al parar el crono, en el mejor de sus 23 giros, en un minuto, 51 segundos y 131 milésimas, a poco más de dos segundos del tiempo de Alonso.

Su compatriota Esteban Gutiérrez (Sauber), que dio quince vueltas, fue decimosexto, con un crono de 1:52.171; mientras que el venezolano Pastor Maldonado (Lotus), que repitió veinticinco veces el trazado urbano de la ciudad-estado asiática, acabó dos puestos por delante de él, con un tiempo de un minuto, 52 segundos y 125 milésimas.

Durante la sesión, que se disputó sin mayores incidencias con 27 grados en el ambiente y 32 en pista; y un 82 por ciento de humedad, todos rodaron con el neumático de compuesto blando (reconocible por la raya amarilla), que se volverá a probar, junto al superblando (línea roja), en el segundo día de pruebas.