McLaren presenta su nuevo auto con el que espera resurgir

La escudería británica deposita su confianza en el nuevo vehículo: el MP4-31


Una mirada al nuevo McLaren-Honda MP431
Una mirada al nuevo McLaren-Honda MP431 (Tomada de Twitter @McLarenF1)

MADRID, España

Tras su peor temporada desde 1980, la escudería McLaren presentó el monoplaza con el que espera olvidar su desastroso 2015 de la mano de los veteranos Fernando Alonso y Jenson Button.

El MP4-31 es el nombre del Fórmula 1 sobre el que el equipo británico tiene depositadas todas las esperanzas de volver a los primeros puestos de la parrilla. Sin embargo, tanto Alonso como Button y el jefe de la escudería, Ron Dennis, eligieron hoy palabras llenas de precaución.

"Todos seguimos unidos respecto a nuestro objetivo. Ese objetivo es el de desarrollar al equipo hacia nuestra ambición compartida: ganar", explicó Dennis en el comunicado del equipo en el que se presentaba el nuevo coche. Pero añadió: "No vamos a realizar pronósticos respecto a cuándo llegarán esas victorias".

Hace un año, cuando se presentó el MP4-30, el primero desde el regreso de la asociación McLaren-Honda, todo eran sonrisas y buenos pronósticos.

Sin embargo, el equipo chocó con la realidad desde los primeros tests de pretemporada. Y cada Gran Premio fue como un martirio para los lentos bólidos de Woking. El mejor resultado de McLaren fue el quinto puesto de Alonso en Hungría y sólo los Manor y el Sauber el sueco Marcus Ericsson acabaron por detrás de ellos en la clasificación. Alonso consiguió 11 puntos, mientras que Button acabó con 16.

McLaren terminó la temporada anterior en el noveno puesto de diez de la clasificación de constructores, el peor registro de la escudería desde 1980. "Fue una temporada complicada para todos, pero aprendimos muchísimo", aseguró Alonso.

El nuevo MP4-31, que debutará mañana en los tests de Barcelona, es prácticamente negro en su totalidad y propulsado por un motor Honda.

"El coche entero es precioso, está muy bien terminado desde el punto de vista aerodinámico", dijo Alonso, doble campeón del mundo con Renault. "Estoy completamente preparado para el reto que nos espera".

"El inicio de una nueva temporada supone una sensación especial", añadió el piloto de 34 años. "Este año no es distinto: estoy ilusionado y con ganas de empezar".

Button, que fue campeón del mundo en 2009 con la escudería Brawn, compartió esa ilusión, aunque intentó rebajar la euforia: "No voy a realizar ningún pronóstico demasiado optimista, ya que la Fórmula 1 es demasiado impredecible, pero por lo que he visto hasta el momento, los detalles aerodinámicos del coche tienen un aspecto fantástico, y estoy con muchas ganas de empezar a probar esas innovaciones cuando mañana me ponga al volante del auto".

"A pesar de los altibajos que sufrimos la temporada pasada, hubo una mejora constante a lo largo de todo el año, y eso nos da confianza", agregó el británico de 36 años. "Podemos construir sobre varios aspectos positivos y tenemos una base sólida".

El asfalto de Barcelona empezará a descubrir mañana si las mejoras de McLaren son reales. Para el primer examen de verdad habrá que esperar hasta el 20 de marzo, cuando arrancará oficialmente la temporada con el Gran Premio de Australia.