Una nueva temporada de compromisos

Sergio Pérez afronta una nueva campaña de Fórmula Uno con el objetivo de seguir en ascenso, mientras que Esteban Gutiérrez vuelve a la parrilla para consolidarse en la máxima categoría


Los pilotos mexicanos que estarán presentes en la F1
Los pilotos mexicanos que estarán presentes en la F1 (Tomada Twitter @ForceIndiaF1 y AP)

Ciudad de México

Sergio Pérez afronta su sexta temporada en la Fórmula Uno y la tercera con la escudería Force India, con lo que habrá superado las dos con Sauber y el año de pesadilla con McLaren.

El piloto mexicano ha encontrado en este equipo su hogar, y cada año ha ido en progreso; en 2014 consiguió un tercer lugar en Bahréin y terminó en el décimo lugar del campeonato de pilotos con 59 puntos.

Pero la campaña anterior representó su despegue definitivo, superó su máximo de puntos con 78, después de los 66 conseguidos con Sauber en 2012, y subió al podio en Rusia con otro tercer lugar.

Luego de un inicio de año complicado, todavía con el modelo 2014 del Force India, Checo tuvo un gran cierre, con puntos en seis de las últimas ocho carreras para terminar en el noveno lugar de la tabla, por delante de su compañero de equipo Nico Hülkenberg.

 A nivel global, Force India tuvo la mejor temporada de su historia, y a diferencia del 2015, esta vez tiene listo el monoplaza desde el principio, listo para rodar en Australia y construir a partir del buen cierre del año anterior.

En entrevista con La Afición, Sergio Pérez reconoció que está en un momento ideal en su trayectoria y espera crecer con base en lo hecho la temporada anterior. “Mi objetivo es mejorar respecto a lo que hicimos el año pasado, siempre espero que la siguiente temporada sea la mejor, creo que estoy en el mejor momento de mi carrera y quiero continuar con buenos resultados para el equipo; claro que nuestra meta es tener más podios y representar un reto a los equipos que están por delante de nosotros en el campeonato”.

 Hasta el momento, Checo suma cinco podios en la máxima categoría, y sus mejores resultados han sido los segundos lugares que consiguió en Malasia y en Italia en 2012, con Sauber; el mexicano ya es el tercer piloto en activo con más podios sin victoria, detrás de Romain Grosjean (10) y Valtteri Bottas (8).

“Ganar una carera de Fórmula Uno no es fácil, pero avanzamos en la dirección correcta como equipo y el año pasado demostramos que podemos ser una amenaza para los mejores equipos, he subido al podio cada año desde que llegué al equipo y no quiero detenerme ahí”.

A nivel de equipo, el tapatío espera que Force India se mantenga entre los primeros puestos del campeonato, como ocurrió en 2015, cuando fue quinto. “No hay grandes cambios en las reglas esta temporada, así que espero continuar donde concluimos la temporada anterior, cada año hemos dado un paso hacia adelante y tengo confianza que conseguiremos buenos resultados”.

Checo señaló que aunque la mira del equipo está en Red Bull que quedó a 51 puntos de ellos, e incluso de Williams, que tuvo 121 unidades más, debe tener cuidado con una buena campaña de las escuderías que estuvieron por debajo.

 “Son dos equipos que terminaron delante de nosotros, así que son nuestro objetivo este año; sin embargo, esperamos que la parrilla esté más cerrada en 2016, creemos que otros equipos como Toro Rosso y Renault tienen el potencial de ser competitivos, no tendremos la misma posición en automático”.

Sobre tener el automóvil para la temporada, desde el primer Gran Premio, el mexicano se dijo feliz. “Todavía es temprano en la temporada, pero hay mucho potencial en el auto y tengo confianza en él desde el principio, hay muchas mejoras, así que podemos tener una temporada interesante”.


En el Gran Premio de Australia de nuevo habrá dos mexicanos en la parrilla, Esteban Gutiérrez se volverá a unir a Sergio Pérez, ahora con el debutante equipo Haas, tras pasar un año como piloto de pruebas de Ferrari.

 El regiomontano vuelve a la máxima categoría después de un paso por Sauber en 2013 y 2014, en el que sumó seis puntos, todos con un séptimo lugar en Japón en su primera temporada, y en entrevista con La Afición reconoció que está feliz de volver a tomar la pista, después de pasar el 2015 en el simulador de la ‘Scuderia’.

 “Es increíble, después de un año en el que me tocó ser paciente, muy paciente, uno de los momentos más especiales fue conocer el auto, esos primeros 30 segundos al salir del garaje y hacer las primeras vueltas, después de dos curvas ya puedes decir si es un buen coche o no, afortunadamente fue hacia el lado positivo, me sorprendió, y estoy muy ansioso de empezar con la competencia, que es lo que me apasiona”.

 Durante todo el año anterior, Esteban afirmaba que pasar a una escudería como Ferrari, aunque fuera lejos de las competencias cada 15 días, le serviría como experiencia, y ahora al voltear al pasado, señaló que ese paso le servirá como impulso en Haas.

“El año pasado fue clave en mi carrera, diferente, tomé un riesgo grande a finales de 2014, y obviamente teniendo la oportunidad con Ferrari, no fue fácil irme como tercer piloto después de estar corriendo, y perseguir y apostar a una línea diferente, con una visión, ahorita esa apuesta está empezando a pagar y esta posición abrirá muchas puertas hacia el futuro”.

 Ya de regreso como uno de los 22 pilotos de la máxima categoría, Gutiérrez señaló sus metas, aunque sin ponerle números, en una campaña de desarrollo para el nuevo equipo. “Simplemente es superar todos mis objetivos, a mí mismo como persona, seguir creciendo y poner los resultados en la mesa”.

 En cuanto a los objetivos para el equipo estadunidense que debutará en la máxima categoría con motores Ferrari, el regiomontano expresó que la ilusión es acumular algunas unidades.

 “Es bastante ambicioso pensar en los puntos como equipo nuevo, pero está claro que es nuestro objetivo y vamos a hacer lo mejor para conseguirlos, tengo fe y confianza que lo podemos lograr”.

Para un equipo nuevo será clave la experiencia de los pilotos, Esteban ya tuvo un recorrido de dos temporadas en F1, mientras que su compañero Romain Grosjean ha pasado cinco años con Lotus y Renault, por lo que el inicio podría no ser tan complicado.

“Somos dos pilotos con mucha experiencia y debemos estar en coordinación constante, es lo que un equipo nuevo necesita, por eso tenemos una responsabilidad muy grande como pilotos y he disfrutado mucho esa parte de formar una escudería, podemos sentirnos orgullosos de lo que tenemos y aprovecharlo para el futuro”.

 La fecha marcada en el calendario para Gutiérrez es la del 30 de octubre. Ese día se correrá el Gran Premio de México en el Autódromo Hermanos Rodríguez y será parte de la parrilla, a diferencia del año pasado, cuando fue testigo, pero desde los pits de Ferrari.

“Definitivamente, el año pasado disfruté la carrera de una manera increíble y ahora estoy seguro que será mucho mejor compitiendo en el evento, ya no puedo esperar más para ese momento increíble que me tocará vivir, será muy especial”, concluyó.