Cambios en reglamento afectaría a Mercedes

El organismo rector del automovilismo plantea diseñar un reglamento donde se busque que los arranques sean más impredecibles 


Nico Rosberg en los Pits durante el GP de Hungría
Nico Rosberg en los Pits durante el GP de Hungría (Reuters)

Ciudad de México

Las dificultades de Mercedes al arrancar de la parrilla empiezan a convertirse en un dolor de cabeza para la escudería, justo cuando se reanuda el campeonato mundial de la Fórmula Uno después del receso de verano este fin de semana en el Gran Premio de Bélgica.

El campeón mundial Lewis Hamilton y su compañero Nico Rosberg, su principal retador esta temporada, han sido superados en la largada en las dos últimas carreras, a pesar de arrancar desde la primera fila de la parrilla.

"Estoy muy preocupado", dijo el jefe deportivo de Mercedes, Toto Wolff. "Nos superaron los dos Williams en Silverstone, los dos Ferraris en Hungría, lo que provocó el lío y el incidente en la primera vuelta (cuando Hamilton se salió de la pista)".

Hamilton no ha tenido una largada limpia en sus tres últimas carreras, incluyendo el GP de Austria, donde fue rebasado de inmediato por Rosberg.

Mercedes podría tener más problemas con la largada en la segunda mitad de la temporada, porque en el circuito de Spa empezará a implementarse un cambio en el reglamento diseñado para que los arranques sean más impredecibles.

A partir de ahora, los ingenieros no podrán dar instrucciones por radio sobre los ajustes de embriague se deben utilizar, por lo que la largada estará completamente en manos de los pilotos. La comunicación y los cambios en los ajustes serán limitadas desde el momento que los bólidos se dirigen a la parrilla y el comienzo de la carrera, para que los pilotos no tengan demasiada ayuda.

La medida fue implementada por el organismo rector del automovilismo, y busca evitar que las carreras sean tan predecibles.

"Puede que tengan que realizar algunos cambios, aunque es una buena idea", dijo Hamilton. "¿Quién sabe? Quizás haya más cambios de posiciones".

Rosberg, quien está a 21 puntos de Hamilton y se perdió el podio en Hungría por un choque con Daniel Ricciardo, está emocionado por la medida.

"No habrá ingenieros involucrados", dijo Rosberg, quien terminó octavo en Hungría, dos puestos detrás de Hamilton. "Si hay una buena largada, es por el piloto. Si hay una mala largada, es culpa del piloto".

Aunque la medida podría perjudicar a su equipo, Wolff también la favorece.

"Esta es la forma correcta, la forma que debe ser, como era antes. Estamos dando un pequeño paso atrás en cuanto a tecnología a favor del entretenimiento".

Sebastian Vettel (Ferrari), tercero en el campeonato mundial, tratará de aprovechar cualquier resbalón de Mercedes, como hizo en Hungría donde ganó su segunda carrera de la temporada.

El cuatro veces campeón mundial recortó la ventaja de Hamilton a 42 puntos, y un triunfo en Spa pondrá en alerta a los pilotos de Mercedes.

A diferencia del cerrado circuito de Hungría, el Spa-Francorchamps tiene una pista de 7 kilómetros con largas rectas propicias para rebasar.