Caterham, un equipo sin dinero

En junio la escudería fue vendida a una serie de empresarios suizos y de Medio Oriente, actualmente el equipo vive un crisis donde está a un paso de la quiebra

Kamui Kobayashi de Caterham en el GP de Japón
Kamui Kobayashi de Caterham en el GP de Japón (Reuters)

LONDRES, Inglaterra

Expertos en quiebras asumieron el control de la administración del equipo Caterham de Fórmula Uno en un intento por encontrar un comprador.

Los administradores cerraron el jueves la fábrica de la escudería en Oxfordshire, Inglaterra, y quedaron a cargo del equipo.

"Este es un equipo sin dinero", dijo el administrador Finnbarr O'Connell.

Los anteriores y actuales dueños de Caterham están involucrados en una disputa legal.

El empresario malayo Tony Fernandes dice que todavía no le pagan por las acciones que cedió, mientras que los compradores —un consorcio de empresarios suizos y del Medio Oriente que compraron la escudería a fines de junio— insisten que todo se hizo bien.