Peña Nieto recorre el Autódromo... en carrito de golf

El Presidente realizó un recorrido por el nuevo trazado en el Autódromo Hermanos Rodríguez y saludó tanto a trabajadores como a los pilotos Lewis Hamilton, Esteban Gutiérrez y 'Checo' Pérez.

Ciudad de México

En el inicio de las actividades del Gran Premio de México, el Autódromo Hermanos Rodríguez tuvo una visita especial, ya que el presidente Enrique Peña Nieto recorrió el circuito que será sede de la carrera el próximo 1 de noviembre.

El Presidente llegó al circuito alrededor de las 13:10 horas, acompañado de Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), y después recorrió los 4.3 kilómetros de la pista, que ha sido renovada en su totalidad para cumplir con las especificaciones requeridas por la Fórmula 1.

Alejandro Soberón, director de CIE, empresa encargada de organizar el Gran Premio, fungió como chofer del Presidente y lo llevó en un carrito de golf por todo el trazado, acompañados de Bernie Ecclestone, director ejecutivo de la Fórmula Uno.

Durante el trayecto, Peña Nieto habló con Soberón y saludó a los trabajadores que ultiman los detalles en la pista, quienes correspondieron el gesto ondeando banderas verdes, blanco y rojo. El recorrido fue grabado desde una camioneta de la Policía Federal.

Después de la vuelta por el Autódromo, el Presidente conoció al piloto británico Lewis Hamilton, campeón de la Fórmula Uno, con quien platicó por algunos minutos en la recta principal.

El trayecto del jefe del Ejecutivo continuó en los pits, donde se encontró con Esteban Gutiérrez, piloto de reserva de Ferrari, Maurizio Arrivabene, director de la escudería y del empresario Carlos Slim Domit, con quienes platicó.

En su última parada, Peña Nieto se dirigió al pit de Force India, donde saludó a Sergio Pérez, quien le explicó el funcionamiento del volante de un auto de la máxima categoría, y después le regaló su traje de piloto.

"Te deseamos mucho éxito en esta carrera. Y además, ahora con el orgullo y la satisfacción de hacerla en México", le dijo a "Checo" Pérez, quien agradeció y se congratuló de lo bien que quedó el Autódromo.

El Presidente también platicó con el director de la F1, Jean Todt, y se retiró alrededor de las 14:00 horas.

A través de un comunicado, la Presidencia de la República informó que Alejandro Soberón le explicó a Peña Nieto que para se vendieron poco más de 300 mil boletos para los tres días que durará el evento, con lo que se espera una asistencia de más de 100 mil personas por día. Tan sólo en el Foro Sol, que será cruzado por el circuito, habrá unas 30 mil personas.

Para la modificación del circuito y adecuación de todas las áreas, incluidos los pits, que se hicieron nuevos prácticamente, así como obras para los accesos, se emplearon a 2 mil personas. El día del evento serán 10 mil las personas que participarán en la organización.