Dakar séptima etapa: Terranova se acerca al líder

El argentino Orlando Terranova consiguió el séptimo triunfo para la escudería Mini en el Rally de autos de Dakar, en una de las etapas más difíciles de la competencia

Los competidores llegan a Bolivia tras la etapa siete
Los competidores llegan a Bolivia tras la etapa siete (AFP)

UYUNI, Bolivia

El piloto argentino Orlando Terranova (Mini) ganó este sábado la séptima etapa del Rally Dakar 2015 en autos, entre Iquique (Chile) y Uyuni (Bolivia), mientras que el sudafricano Gilles de Villiers (Toyota) se acercó en la general al líder, el catarí Nasser Al-Attiyah (Mini).

La escudería Mini sigue intratable y, con la de Terranova, suma su séptima victoria en siete etapas tras las conseguidas por Al-Attiyah en la segunda, cuarta y sexta, y por el ruso Vladimir Vasilyev en la quinta.

"Orly" finalizó la jornada, de 717 km (321 cronometrados), con un tiempo de 3 h 31 min y 18 seg, aventajando en 2 min 20 seg al segundo, el saudí Yazeed Alrajhi (Toyota), tercero en la general a 21 min 16 seg y que está siendo la revelación de la prueba en su primera participación.

El tercero del día fue el holandés Bernhard Ten Brinke (Toyota), a 2 min 28 seg del argentino.

"Etapa difícil. No ha sido fácil navegar. Complicada, pero bueno. Tenemos que trabajar en el auto ahora y volver a Chile para que el equipo pueda ponerse manos a la obra. Hemos mejorado, pero tenemos que buscar no cometer errores. Creo que vamos a llegar y el año que viene estaremos ahí peleando", declaró Terranova tras la etapa.

En la lucha por la primera posición de la general, De Villiers, segundo y ganador de la edición 2009, acabó la jornada en el sexto lugar y consiguió reducir su desventaja con el líder Al-Attiyah (7º) en 2 min 58 seg, cuya diferencia es ahora de 8 min 14 seg.

Al-Attiyah logró salvar un día muy complicado para él. El catarí sufrió mal de altura y tuvo que detenerse hasta tres veces para vomitar.

"No ha sido que la etapa fuera difícil, ha sido la altitud. ¡He tenido que parar tres veces a vomitar! Y me dolía la cabeza lo que no está escrito, cada vez que pillábamos un bache. He perdido un poco de tiempo, pero tampoco es problema. Necesitamos apretar los dientes. El coche está en perfecto estado y solo le vamos a cambiar los neumáticos, hacerle algunos controles y ya a descansar, pero antes voy a pasarme por el servicio médico a que me ausculten", dijo el catarí, ganador del Dakar en 2011.

El argentino Orlando Terranova se ha convertido por méritos propios en una de las figuras de esta edición del Dakar tras alzarse con la victoria en la primera y la tercera etapa.

El mendocino, ahora 19º a 6 h 43 min 54 seg de Al-Attiyah, perdió toda esperanza al triunfo final en la cuarta jornada, cuando un problema mecánico en su auto hizo que cediera más de seis horas.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y decenas de miles de entusiastas aficionados presenciaron la cita.

El propio Morales anunció que la carrera podrá pasar el domingo por el Salar de Uyuni, el salar de superficie continua más grande del mundo, a más de 3.600 m sobre el nivel del mar.

"La carrera podrá pasar mañana por el Salar. Yo mismo lo he atravesado sin dificultades. Iba en helicóptero, pero hemos visto claramente que no había agua", dijo. Las motos ya pasaron por ahí el año pasado pero será la primera vez que lo hagan los autos.

Morales reconoció a la AFP haber enviado "un mensaje" de apoyo al presidente francés François Hollande: "Estamos muy tristes y compartimos el dolor del pueblo francés", dijo sobre los atentados terroristas acaecidos en París en los últimos días.

El domingo, los autos regresarán de Uyuni a Iquique mientras que las motos y los cuatriciclos harán el camino inverso tras haber vivido este sábado su jornada de descanso.