Fiesta mexicana en el Autódromo Hermanos Rodríguez

Los aficionados a la Fórmula Uno se hicieron presentes en Hermanos Rodríguez desde el primer día, en el reencuentro con la máxima categoría tras 23 años

Los aficionados mexicano recibieron con entusiasmo la Fórmula 1
Los aficionados mexicano recibieron con entusiasmo la Fórmula 1 (Cortesía Fórmula 1)

CIUDAD DE MÉXICO

Aunque el primer día de prácticas en Fórmula Uno suele atraer pocos aficionados al circuito, la espera de 23 años por el regreso del serial a México provocó que la gente quisiera vivirlo desde el primer momento. 

Antes de las 8 de la mañana ya había público formado, esperando para entrar una hora después al Autódromo Hermanos Rodríguez, las tribunas se fueron poblando poco a poco, hasta que en la Práctica 2 en el Foro Sol había escasos lugares disponibles. 

Incluso el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dio un paseo por la zona de comida y se tomó fotografías con el público. 

Había de todo. Banderas de Ferrari, camisas de McLaren, máscaras de luchadores, gorras de Mercedes, gritos de apoyo a Fernando Alonso, a Lewis Hamilton y hasta el de ‘Brasil, Brasil’ para Felipe Nasr, pero sobre todo artículos de Force India, el público nacional le rindió tributo a su piloto, el mexicano Sergio Pérez y la mercancía oficial del tapatío era la más vendida. 

La pasión por la máxima categoría en México ha renacido y no importó faltar al trabajo, salir más temprano o sufrir el tránsito a los alrededores, con tal de escuchar el rugir de los motores desde los entrenamientos libres. 

Para algunos aficionados fue un reencuentro, como para Moctezuma Pérez, quien recordó el Gran Premio de México de 1991, “incluso me tocó ver a (Ayrton) Senna estrellarse en una curva”.

Por ello, mantiene la simpatía por los pilotos brasileños, “en este momento mi piloto favorito es Felipe Massa (Williams), aunque desde luego, primero Sergio Pérez”.

El fan, quien acompañado de su hijo se escondía del sol, se mostró feliz de estar en el regreso de la máxima categoría, “pagamos 12 mil pesos, pero ha valido la pena, es un espectáculo que ya nos merecíamos los mexicanos, afortunadamente ya lo tenemos”.

Pero Moctezuma no era el único con experiencia de F1 en el Hermanos Rodríguez, ya que Cacho Macías, quien lucía una chamarra de Ferrari, también lo vivió, aunque no tiene los recuerdos tan claros, “vine al Autódromo, pero era muy chiquito hace 23 años”, señaló. 

“Hasta ahora el espectáculo ha estado muy padre, el circuito está totalmente renovado y no le pide nada a los demás circuitos del serial de Fórmula Uno”, y agregó: “Pagué 1,250 dólares y hasta ahora ha valido la pena”.