Checo ya piensa en México

Una vez superada la carrera en Austin, con el quinto lugar, Sergio Pérez admitió que ya piensa en el Gran Premio en el Autódromo Hermanos Rodríguez

Sergio Pérez
Sergio Pérez (Reuters )

AUSTIN, Texas

El piloto mexicano Sergio Pérez, de Force India, terminó en quinto lugar en el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula Uno, la misma posición en la que arrancó la carrera, después de una buena calificación.

Durante la competencia le tocó soportar por varias vueltas la presión de Sebastian Vettel, de Ferrari, quien quería rebasarlo para acercarse a Lewis Hamilton, después sufrió con el ritmo de carrera y a la mitad de la carrera ocupaba el noveno puesto, e incluso con 12 vueltas por disputar era octavo, entre los dos monoplazas de McLaren.

Al final fue capaz de superar a Jenson Button, y aprovechó los accidentes de Daniel Ricciardo (Red Bull) con Nico Hülkenberg (Force India), y de Daniil Kvyat, (Red Bull), para sumar por segunda carrera consecutiva, y llegar a 64 puntos en la clasificación general, 26 más que su compañero de equipo.

No obstante, Checo no salió satisfecho de la carrera, por los problemas de rendimiento del automóvil.

"Es un buen resultado, 10 puntos en esta circunstancia son oro, por ese lado estoy contento, pero un poco frustrado porque no tuvimos el ritmo de la carrera, nos costó bastante, cuando cambiaron las condiciones (a seco) no teníamos la presión necesaria en los neumáticos, estábamos muy abajo y nunca pudimos resolverlo, pero feliz por sumar otra vez".

Cuando llegó a Austin, el conductor tapatío dejó en claro que no tenía la mente en el Gran Premio de México del 1 de noviembre, sino en conseguir un buen resultado en Estados Unidos, pero una vez superada la carrera, Sergio reconoció que ya cuentas las horas para correr en el Autódromo Hermanos Rodríguez frente al público nacional.

"El año pasado me costó trabajo aquí, y estoy contento de darles a los mexicanos un buen resultado, y ahora ya a pensar en el Gran Premio de casa, que sin duda ahora sí ya me cae el 20 de lo que viene y ya tengo muchas ganas que llegue la carrera".

Sin embargo, Pérez afirmó que tras esta competencia el equipo debe sacar conclusiones importantes de cara a la próxima fecha, ya que el auto nunca pareció adaptarse a las llantas, a pesar que cambiaron a medias.

"Hay mucho que analizar, lo más importante es que no teníamos el ritmo al reiniciar, cuando entraban los safety car tardábamos mucho en encontrar la temperatura en los neumáticos, perdí algunas posiciones por eso, al final recuperamos terreno, conseguimos el quinto lugar, pero queda la espina que no fue lo suficientemente bueno".