El día más esperado

El piloto mexicano correrá frente a su gente en el Autódromo Hermanos Rodríguez, partirá desde la novena posición, pero espera una carrera con "muchas sorpresas"

'Checo' Pérez en las pruebas del GP México
'Checo' Pérez en las pruebas del GP México (Mexsport)

Ciudad de México

Sergio Pérez correrá como local en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Más de 100 mil personas estarán detrás del piloto tapatío en el "día más importante" de su carrera. La fecha del 1 de noviembre que había marcado en el calendario desde el momento que la FIA hizo oficial el calendario de Fórmula Uno está por cumplirse.

Checo saldrá en la novena posición, después de llegar hasta la Q3, en un día especial, con la gente apoyándolo en todo momento y el circuito haciendo explosión cuando salió a saludar desde los pits.

"Sin duda fue un buen resultado, mejoramos bastante del viernes al sábado, la pista también, era difícil poner la vuelta punta, cada giro que hice en la calificación era al 120 por ciento del coche, por eso estoy contento. En Q3 no estoy muy conforme con la estrategia, porque dimos una vuelta de más y quitamos algo de hule de la llanta y cuando estás tan cerca del octavo lugar unas milésimas siempre son positivas, pero fue una buen calificación y tengo grandes objetivos".

El tapatío, que llega a la carrera tras un tercer lugar en Sochi y un quinto puesto la semana pasada en Austin, cree que el Gran Premio de México arrojará grandes emociones y podría aprovechar las circunstancias para repetir en el Top 5.

"Será una carrera de muchas sorpresas, muchas degradación en los frenos, el motor si sube la temperatura va a ser muy crítico y saber la estrategia correcta del neumático va a ser complicado; pero es lo mismo para todos, tenemos una buena posibilidad y con el plan adecuado podemos meternos en una buena posición".

La situación de los neumáticos es una preocupación en la parrilla, las llantas tienen poco agarre y será clave acertar con la combinación entre las blandas y medias que Pirelli trajo a esta carrera.

"Arrancaremos con el compuesto blando, con el juego que hicimos la Q2 y va a ser una primera parte dura, porque hay mucha degradación, entonces debemos hacer las vueltas suficientes para tener una segunda parte con el compuesto duro o con el que decidamos, puede ser complicado y hay riesgo de lluvia al final de la carrera, así que todo puede pasar, pero el público mexicano va a tener una excelente carrera".

La fiesta que se vivió en la calificación no se compara con lo que sucederá cuando el Autódromo esté lleno y todas las miradas y los aplausos sean para Checo. Sin importar el resultado, será el protagonista de la jornada.

"Hay una gran responsabilidad, una presión positiva y al final de cuentas puedo hacer tanto como mi coche y lo voy a dar todo, es una carrera más en término de resultados, vengo haciendo una gran temporada, para cerrarla tengo que hacer un buen papel en mi país".

Aunque Sergio Pérez no puede escuchar cómo ruge el Foro Sol cada vez que el Force India número 11 cruza por ahí, siente lo que ocurre. "Desafortunadamente no oigo, pero puedo ver a la gente moverse cuando paso por ahí, también cada que los saludo, es muy especial".