El sueño toma forma

Las obras en el Autódromo Hermanos Rodríguez continúan a 282 días del Gran Premio de México; el favorito local, Sergio Pérez, contempló los avances 


Nico Hulkenberg y Sergio Pérez en el Autódromo Hermanos Rodríguez
Nico Hulkenberg y Sergio Pérez en el Autódromo Hermanos Rodríguez (Mexsport)

Ciudad de México

El Gran Premio de México está a 282 días de disputarse. El 1 de noviembre se dará el banderazo de salida en el Autódromo Hermanos Rodríguez y los avances en la construcción del circuito continúan, para cumplir con el objetivo de entregar las instalaciones 90 días antes del fin de semana de la competencia.

La pista, que ya había recibido al primer piloto de la parrilla en octubre cuando estuvo de visita el español Fernando Alonso, ayer dio la bienvenida a su primer monoplaza, el Force India 2015, y a los integrantes de esa escudería, el mexicano Sergio Pérez y el alemán Nico Hülkenberg. Ambos confirmaron el progreso en las obras y dieron su aprobación.

El más emocionado fue Checo, quien garantizó que lo que sucederá a finales de octubre y principio de noviembre será extraordinario para los pilotos:

"En España se vive de forma muy intensa la Fórmula Uno con Fernando Alonso, en Alemania también, pero nada se va a comparar con México".

El piloto tapatío reiteró su satisfacción por correr como local en la máxima categoría y destacó las virtudes del nuevo trazado.

"Regresar tras 13 años y correr en el Autódromo es un sueño, ahora ya me empieza a caer el veinte. Poco a poco lo voy asimilando más, el Gran Premio me llena de orgullo, más que como piloto, como mexicano. El trazado está increíble, la recta es de las más largas del calendario, además tienes curvas de media velocidad, otras lentas, y la curva 12 es extraordinaria con la grada (del Foro Sol) de frente".

La experiencia será especial, no solo para los conductores de la categoría más importantes del mundo, sino para los aficionados, aseguró Federico Alamán, director del área de automovilismo de la empresa CIE, encargada del evento.

"Hay una expectativa altísima. Lo que quisimos conservar dentro del circuito fue ubicar las zonas de gradas en las mejores áreas, para no tener una oferta que genere una mala experiencia. Checo y Nico dijeron ¡wow! cuando entraron al Foro Sol, porque tener a 28 mil personas tan cerca va a representar una emoción muy grande para los pilotos, será muy especial, dará la vuelta al mundo".

Con los trabajos en marcha, pilotos visitando las obras y la carrera programada dentro del calendario oficial de la Federación Internacional de Automovilismo, lo único que resta por conocer es el precio de los boletos para la competencia, que de acuerdo con Alamán serán revelados en breve.

"Ha habido mucha especulación alrededor del tema, lo anunciaremos en las siguientes semanas, mantendremos el estándar internacional, el Gran Premio de México será un gran evento, la mayoría de la gente podrá disfrutar de la carrera, y ya en próximos días tendrán noticia de la salida a la venta y los precios finales".

Sin embargo, el directivo afirmó que de inicio, los boletos se venderán como un combo para los tres días del fin de semana, con los ensayos, la calificación y la carrera incluidos, y que no habrá entradas individuales para estar en el Autódromo Hermanos Rodríguez solo el domingo.

"Estamos terminando de definir la estrategia, en primera instancia todos los boletos son abonos de tres días, pero al no tenerlo aún decidido quizá se abra alguna otra oferta para boleto individual, aunque por el momento no lo tenemos pensado así".