Feliz por aportar

Adrián Fernández, quien fungirá como Grand Marshall para la carrera de Fórmula E en México, destacó la presencia de categorías importantes en el país 

Adrián Fernández
Adrián Fernández (Cortesía OCESA)

CIUDAD DE MÉXICO

Adrián Fernández está listo para un nuevo papel en el automovilismo. Aunque el ex piloto no descarta volver a subirse a un monoplaza en algún momento, por ahora se enfoca en su familia, en ver crecer a sus hijos y se conforma con ser referencia del deporte motor en México.

El ex conductor fungirá como Grand Marshall para el E-Prix de Fórmula E en la Ciudad de México del próximo sábado 12 de marzo y se congratuló por un momento en el que la categoría eléctrica, así como la Fórmula Uno, el WEC y el WRC, entre otros, están aterrizando en el país.

"Es un honor apoyar lo que está pasando en México, es la mejor época a nivel nacional e internacional, y más ahora con la Fórmula E que es una categoría tan innovadora, es el futuro del automovilismo en general, y qué bueno tener un campeonato de este nivel en el país", señaló.

A pesar de ser la imagen de esta carrera, Fernández reconoció que en los últimos años extraña el ruido del motor en los automóviles fórmula alrededor del mundo, y también la labor de los conductores, porque todo se centra en el trabajo técnico.

"Hay que adaptarnos, a lo mejor hay que ponerle una bocina para que suene (el motor)", bromeó. "La tecnología va cambiando, vemos la Fórmula Uno, donde el 80 por ciento está controlado por los ingenieros, en mi época era por el piloto y era fácil cometer errores, había muchas cosas; sin embargo hoy los tiempos están más cercanos, y la diferencia de tiempos es mínima para ganar o perder".

Una de las novedades en el campeonato de Fórmula E es que debido a la durabilidad de la batería de los automóviles eléctricos, los pilotos deben cambiar de monoplaza a la mitad de la carrera, lo que ex piloto de la Serie Cart comparó con categorías en las que para completar las distancias, intervienen dos o más conductores.

"Todo se modifica, pero es una buena fórmula, es como entrar a los pits y cambiar de piloto, eso ocurre en el WEC, en Le Mans, le pone sabor a la carrera, los pilotos se tienen que preparar para subirse rápido y ponerse el cinturón".

Adrián regresó al Autódromo Hermanos Rodríguez, donde se llevará a cabo el E-Prix y recordó sus mejores momentos en el lugar, y destacó los cambios que ha sufrido en los últimos años para ser sede de Fórmula Uno y ahora de la categoría eléctrica.

"Este lugar es donde di mis primeras vueltas en 1980, hemos vista la transformación del Autódromo, va a ser ideal para la Fórmula E, porque es impresionante lo que desarrollan estos autos que van a 240 kilómetros por ahora, las carreras son muy cerradas, va ser un espectáculo fabuloso y también para entender más".

De vuelta en las pistas, aunque solo como visitante, Fernández recordó la importancia de impulsar nuevos talentos, para que continúe la presencia de pilotos mexicanos en las categorías de mayor relevancia a nivel mundial.

"Es el futuro de nuestro automovilismo, hay que producir más talento, pero tiene que venir año con año, debe haber un gran compromiso porque ellos nos van a representar en la F1, Fórmula E, WEC, etcétera, y quiero apoyarlos", concluyó.