Ricardo González, por otro triunfo en Le Mans

El piloto mexicano quiere repetir la victoria que consiguió en las 24 horas de Le Mans hace dos años; el cansancio será rival a vencer

Ricardo González, piloto mexicano
Ricardo González, piloto mexicano (Cortesía )

Ciudad de México

Ricardo González hizo historia hace dos años, cuando se convirtió en el segundo mexicano en la historia en ganar una de las carreras más legendarias del automovilismo mundial, las 24 horas de Le Mans. El piloto nacional se impuso en la categoría preestelar, LMP2 y se unió a una leyenda como Pedro Rodríguez, quien lo consiguió en 1968.

Este año, González está de regreso en esa competencia y parte desde la novena posición, con el objetivo de subir a lo más alto del podio el próximo domingo en la mítica carrera, junto a dos pilotos americanos, el colombiano Gustavo Yacamán y el brasileño Luis Felipe Derani.

¿Cómo te sientes de estar de regreso en LMP2, apenas van dos fechas y el equipo marcha en la primera posición?

Muy contentos, el año pasado no participamos en el campeonato porque no logramos juntar todas las piezas del rompecabezas para armar algo ganador, entonces decidimos quedarnos un año en la europea para mantenernos activos.

El año pasado vimos una parrilla de la LMP2 por alguna razón muy débil, no sé qué pasó, pero este 2015 volvemos a ver una muy fuerte y se abre la posibilidad para mí de regresar con el equipo con el que había ganado en 2013, con un auto nuevo con la última tecnología, y con la posibilidad de pelear un campeonato.

“Si logramos un buen resultado, nos podría dejar en una posición muy cómoda para el resto del año”

¿Qué conclusiones sacas luego de estas dos primeras carreras?

Buenas, si nos ponemos a comparar con el 2013, a estas alturas llegando a Le Mans no veníamos ni cerca de cómo venimos este año, pero no te dice mucho porque un mal resultado aquí te manda para atrás, ya que paga puntos dobles, o al contrario, si logramos un buen resultado y sumar esos puntos nos podría dejar en una posición muy cómoda para el resto de la temporada. Hay que tomar las 24 horas como un evento único.


¿Qué representa para ti Le Mans después de lo sucedido hace dos años?

La de 2013 es la mejor carrera de mi vida y es un resultado que pasa a la historia y siempre lo recordaré. Tengo el casco que solo utilicé en esa carrera, tengo modelos del coche, el trofeo en mi oficina y cositas así que me recuerdan eso.

El sueño es repetir...

Sí, para eso estamos aquí, pero no es fácil, depende de muchas cosas, el coche no puede fallar en 24 horas, estamos en pista con 56 autos, el clima varía, pero sabemos que lo podemos hacer y lo vamos a intentar.

“No podemos pasar más tiempo en los pits que lo que toma cargar combustible y cambiar llantas”
 
RICARDO GONZÁLEZ
Piloto mexicano


¿Qué es lo más desgastante en estas 24 horas de carrera?

El cansancio físico por tantas horas sin dormir, es una carrera de 24 horas, pero realmente arranca mucho antes, empieza a las 3 de la tarde y termina a esa hora, pero nos citan a las 9 de la mañana para un warm-up, eso significa estar de pie a las 8, cuando viene un día de carrera, entonces el periodo es más grande. Tenemos donde descansar en pista, pero aun así oyes el ruido de los motores, tienes un radio para estar alerta por si se llega a lastimar uno, o hay que cambiar de estrategia; entonces, te logras acostar, pero no duermes, en 2013 que fue con lluvia, mentalmente fue muy cansado, con mucha concentración.

Basado en tu experiencia, ¿qué les has dicho a tus compañeros?

Es una pista difícil de aprender, de soltar el cien por ciento, por las altas velocidades y el tamaño. No estás pasando cada minuto por la misma curva, pasas cada cuatro y compartes el coche con tres personas, entonces pasaste diez veces por el mismo lugar cuando ya se acabó tu tarea del día, es un proceso lento de aprender, pero ellos son buenos pilotos.

Lo que les he dicho es que no podemos pasar más tiempo en los pits que lo que toma cargar combustible y cambiar llantas, el tiempo que pasemos adicional va en contra del primer lugar, sea una penalización, o una mala parada, es lo que más afecta.

¿Cómo es la preparación en las horas previas?

No puedes comer nada dos horas antes de subirte al auto, y tienes que cuidar el balance de proteínas, carbohidratos, para que la energía esté al máximo; lo que traes, debe durar las tres horas que estés manejando.

¿Cuáles son tus expectativas?

En el ritmo no vamos a tener problema, va a ser un tema que el auto esté mecánicamente, que no vaya a haber un incidente con otro carro en 24 horas y ser muy eficientes en las paradas; obviamente, también juega la estrategia, que increíblemente se va dando en tiempo real.