Reducen castigo de veto a Atlas

El debut de los zorros en el Apertura 2015 frente a los queretanos tendrá que ser a puerta cerrada.

Invasión de campo y violencia en las tribunas del Jalisco, los sucesos que tendrá que analizar la Comisión Disicplinaria
Invasión de campo y violencia en las tribunas del Jalisco, los sucesos que tendrá que analizar la Comisión Disicplinaria (Mexsport)

Guadalajara

La Federación Mexicana de Futbol, a través de un comunicado oficial, informó que Comisión Disciplinaria ha decidido reducirle el castigo de dos a un juego de veto al Atlas como local, por lo que únicamente será en la fecha uno ante Querétaro (25 de julio) cuando los Zorros jueguen en el estadio Jalisco sin público.

Luego del pasado Clásico Tapatíos en cuartos de final, donde el Rebaño goleó 4-1 a los rojinegros, provocando la invasión de barristas atlistas al terreno de juego, la comisión disciplinaria dictaminó sancionar económicamente y con dos juegos de veto al Atlas, sin embargo tras la apelación de Grupo Salinas y analizar las pruebas, el organismo decidió que solo en la jornada inaugural el duelo ante Gallos será a puerta cerrada, por lo que el encuentro de la fecha 3 ante Monterrey ya será con público en las gradas.

“La Comisión de Apelaciones informa que tras reunirse y analizar las pruebas presentadas por el Club Atlas en donde se apeló la sanción de dos partidos de veto para su Estadio y una sanción económica, respecto a los incidentes que se presentaron durante el partido correspondiente a los Cuartos de Final de Vuelta del Torneo Clausura 2015 de la Liga MX, entre Atlas vs Guadalajara, celebrado el domingo 17 de mayo en el Estadio Jalisco , la Comisión determinó Ratificar la sanción económica y disminuir la suspensión impuesta por la Comisión Disciplinaria de dos encuentros a un solo encuentro de veto para el Estadio”, señaló la FMF en su comunicado.

El debut de los zorros en el Apertura 2015 frente a los queretanos tendrá que ser a puerta cerrada, debido a que el nuevo reglamento de la Liga MX señala que un equipo podrá jugar en otra sede alterna, siempre y cuando haya una distancia entre ambos escenarios de 50 kilómetros, regla que no se cumple ni en el estadio 3 de Marzo ni en el estadio Omnilife.