Rafael Márquez, a dos meses de su último partido oficial con Atlas

Los días han sido difíciles para el defensa y capitán de la selección mexicana que cumple 2 meses de inactividad por los problemas legales que acarrea.

El 6 de agosto fue el último partido oficial con Atlas de Rafael Márquez
El 6 de agosto fue el último partido oficial con Atlas de Rafael Márquez (Mexsport)

Guadalajara

El 6 de agosto fue su último partido oficial con Atlas. Los días han sido difíciles para el defensa y capitán de la selección mexicana, Rafael Márquez, que cumple 2 meses de inactividad por los problemas legales que acarrea.

Rafa fue acusado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de tener nexos con el narcotráfico y aunque de momento nada se ha podido probar, es un hecho que la investigación afectó la imagen de un hombre en busca de disputar su quinto mundial con el Tricolor.

La última vez que Rafa se vistió de colores rojinegros para un juego oficial fue para la visita que el equipo hizo al Toluca en la Jornada 3 del Apertura 2017, días después se desató la polémica y el defensa se vio obligado a dejar las canchas para enfocarse en demostrar su inocencia.

Fue exactamente para el nueve de agosto cuando se hizo pública la investigación sobre él, ese día se ausentó del entrenamiento del Atlas para rendir voluntariamente su declaración en las oficinas de la PGR en la Ciudad de México.

Aquel día fue movido, por la noche en las instalaciones de Colomos, Rafael compareció ante los medios de comunicación de manera breve, buscando así evitar que se siguiera rumoreando sobre un posible retiro.

“Sé que mucha gente está conmigo y no los voy a defraudar, así como he encarado mi carrera como profesional, hoy en día es mi partido más difícil, me dedicaré a esclarecer todo esto y cuando se pueda, ser el Rafa Márquez que todos conocen”, decía según le indicaba el discurso que tenía preparado.

Ya no estuvo en el entrenamiento del equipo el día 10 de agosto. Para el día 11 los Zorros recibirían al América en el Estadio Jalisco. Su club e incluso la Liga MX emitieron comunicados expresando el apoyo para Márquez y dando a entender que se tendría paciencia para que el proceso se llevara a cabo conforme a la ley.

Las puertas de su Fundación tuvieron que cerrar y sus negocios estuvieron en investigación. Evidentemente el problema no afectó únicamente su imagen y carrera como futbolista, pues terceros han tenido que cargar con las consecuencias de todo esto.

El 18 de septiembre y en medio de mucho hermetismo de parte de su club, Márquez regresó a los entrenamientos, sin embargo, sigue sin estar disponible para José Guadalupe Cruz y su cuerpo técnico.

Atlas aprovechó la reprogramación de la Fecha 10 del campeonato para disputar un juego amistoso ante los Leones Negros el día 22 de septiembre en el Estadio Jalisco en donde Rafa disputó 60 minutos con el equipo suplente, en evidente deterioro físico, pero con una técnica individual envidiable como siempre.

De hecho, para el juego entre Atlas y Tigres que se llevaría a cabo el 8 de septiembre, su visita al hotel de concentración causó sorpresa en el grupo. Márquez se hizo presente para dar una charla motivacional de cerca de una hora a sus compañeros, sin embargo, ese juego no se llevaría a cabo debido a los problemas por la pantalla 360° que se instala en el Jalisco.

Las buenas noticias desde entonces no han parado, ya que para el 28 de septiembre, un juez otorgó suspensiones provisionales para que se descongelaran cuentas bancarias de las empresas del jugador que habían sido inhabilitadas por la PGR.

“Seguimos avanzando en la estrategia legal para demostrar el origen de los recursos de los 20 años de intachable y exitosa carrera de Rafael Márquez”, declaró en ese entonces su abogado, José Luis Nassar Daw en entrevista para Milenio.

Lo anterior no significa que Márquez pueda disponer de ese dinero, sino que dichas propiedades pueden acceder a una cantidad específica monetaria para continuar operando pago de nómina, salarios, contribuciones.

El viernes 29 de septiembre, el mismo ‘Profe’ Cruz reveló que hay buenas noticias sobre el caso del jugador y esperan en un par de semanas una actualización que les permita saber hasta cuándo podrán volver a alinearlo.

“Hoy lo ves disfrutando como un chamaco, es un tipo ejemplar, un profesional de que debemos seguir el ejemplo, está puesto para jugar y espero que en no más de 15 días tenga buenas noticias de que no solo entrene, sino que pueda participar en el campeonato, es muy factible”, aseguró el técnico de los Rojinegros

A Márquez se le ha visto pasear tranquilo por la ciudad, enfocado y confiado en que el problema se resolverá pronto, respaldando también en lo deportivo al club que ha visto una mejoría desde que éste volvió a los trabajos. Dos partidos, dos victorias y ante rivales directos en el tema del descenso.

Es así como el defensa espera noticias sobre mediados del mes de octubre, la espera ha sido larga, pero a dos meses de su último partido, uno de los futbolistas más exitosos en la historia de México puede ver la luz al final del túnel y volver a las canchas.

Mientras todo esto sucede, sus compañeros no pueden esperar por la oportunidad de volver a compartir cancha con él en juego oficial.

“Extrañamos mucho al ‘Káiser’ y sería lindo que pudiera pronto volver a jugar. Rafa es muy importante para este plantel. Con su liderazgo siempre nos habla y está ahí aconsejándonos. Su presencia nos motiva”, dijo a mediados de semana el defensa, Stiven Barreiro.

¿Qué necesita Márquez para volver a jugar?

El Presidente de Atlas, Gustavo Guzmán, dio una explicación detallada el día 20 de septiembre de los requerimientos para que puedan tener de regreso a su capitán.

“Tan cerca y tan lejos que no lo puedo describir, dependemos de la oficina OFAC, es una oficina fría, no recibe personas, no puedes hablar, se están haciendo las gestiones para que le permitan trabajar, el problema serio es que no le permiten trabajar, el argumento es que no le permiten cobrar, sus cuentas están congeladas, esta oficina no acepta que alguien trabaje sin remuneración. No es aceptable ese tipo de argumentos (jugar sin cobrar). Que pueda tener ese ingreso aunque sea detenido y congelado como su dinero. Por supuesto, estamos a expensas de eso, no es una oficina a la que pueda presentarme con argumentos, tampoco lo puede hacer la Federación, desgraciadamente estamos en un tema de encomendarnos a diosito para que nos ayude", explicó.

MC