Rafael Márquez y su lado más humano

El defensa de Atlas será uno de los atractivos principales en la carrera Wings For Life

Rafael Márquez y su otra faceta fuera de las canchas es digna de reconocerse.
Rafael Márquez y su otra faceta fuera de las canchas es digna de reconocerse. (Fernando Carranza)

Guadalajara

Hace unas semanas se vistió de Batman para complacer a los niños de su Fundación, ahora, se quita la capa y se pone los tenis para ayudar a encontrar soluciones a problemas de la médula espinal. Rafael Márquez y su otra faceta fuera de las canchas es digna de reconocerse.

El defensa de Atlas será uno de los atractivos principales en la carrera Wings For Life, un concepto innovador y sobre todo, altruista. Evento que se lleva a cabo de manera simultánea en 24 países y que llegará a Guadalajara este domingo, por cierto, las inscripciones siguen abiertas.

Márquez será el Catcher Car designado, es decir, el hombre que irá marcando la pauta y debe ir detrás de los participantes para eliminarlos. Un concepto diferente y del que no dudó en ser parte desde que le platicaron de que se trataba.

"Yo la verdad es que sabía muy poco de esta carrera y cuando me la platicaron en ningún momento dudé, me siento muy halado por que a nivel mundial participan personalidades a nivel mundial de gran renombre, famosos y ser parte importante de la carrera a mí me enorgullece".

¿Cuál será tu papel?


"Yo soy el conductor de este Catcher Car que es la meta como si, los corredores saldrán y la media hora yo saldré a una velocidad de 15km, no puedo pasar de esa velocidad sino hasta una hora después en donde aumenta un kilómetro más hasta dentro de una hora y paulatinamente voy subiendo el kilometraje hasta alcanzar al último corredor o corredora, va a ser interesante todo esto".

Compites contra ti mismo, contra otros en el resto del mundo y además, ayudas a un interesante proyecto que vio vida en el año 2014 y que en su pasada edición en México, vio como Gabriel Torres llegó hasta los 59 kilómetros en casi cuatro horas de carrera.

"Todo lo recaudado irá destinado a tratar de encontrar soluciones a problemas de medula espinal, la clínica está en Austria. Es como estar compitiendo con la demás gente de otros países porque al final también se impone como un récord de ver quién es el corredor que hizo más kilómetros, es algo atractivo y que aparte de hacer deporte, estás apoyando a una buena causa", explicó el jugador.


Es así como Márquez disfruta de su otra faceta. Con los suyos y la sociedad, pues sabe que su figura y lo que representa puede servir como ejemplo.

"Uno siempre lo hace con buena causa, para festejar el Día del Niño acordamos de tener un disfraz e intenté sorprender a todos los niños y la pasaron bastante bien, ahora intentar sumarme a esta causa siendo el conductor de esta carrera que es para mí algo importante; también tratar de ser el ejemplo para que más gente que se una y ayudar a la gente que más lo necesita".

Por último aclaró que su participación en el evento no afectará los problemas de salud que le aquejan y que le tienen alejado de las canchas desde el pasado mes de marzo y por los que tuvo que ser sometido a una laminotomía por una hernia de disco.

"No pone en riesgo nada y sino desde luego sería el primero en desistir de algo así, seré simplemente el conductor de este coche que será la meta en sí, no pondría en riesgo mi salud en una carrera o en algo que me pueda perjudicar".

Wings for Life es una Fundación internacional sin ánimo de lucro para la investigación de las lesiones de la médula espinal. Su misión es encontrar una cura para estas lesiones. Realiza el financiamiento sus investigaciones científicas a nivel mundial y ensayos clínicos, encaminados a la búsqueda de una cura.