El mariscal del medio campo

Rafael Márquez abandonó la zaga central para trasladarse a la media de contención.

Rafa Márquez abandonó la zaga central para trasladarse a la media de contención.
Rafa Márquez abandonó la zaga central para trasladarse a la media de contención. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

La mano de José Guadalupe Cruz en Atlas se ha visto en los primeros dos juegos de la temporada. Si bien, suman un par de empates, los rojinegros han hecho los merecimientos para tener más unidades debido al futbol que han desplegado ante Toluca y Tigres. 

Una de las decisiones claves del Profe fue el reacomodo que le dio al capitán Rafael Márquez. Desde la pretemporada, el estratega dejó en claro que el michoacano sería su mariscal desde el medio campo, cambio que ha traído buenos resultados en el accionar del equipo.

El capitán de los Zorros abandonó la zaga central para trasladarse a la media de contención, donde ha sido acompañado primero, por Javier Salas y el pasado sábado ante Tigres por Luis Robles.

Con esta modificación, Cruz ha liberado un poco a Márquez de la responsabilidad de marcar, sin tener que corretear a delanteros como sucedió el semestre pasado, donde batalló por momentos ante atacantes veloces.

Por esta razón, llegaron a la madriguera los colombianos Leiton Jiménez y Jaine Barreiro, quienes hasta el momento han hecho una zona baja sólida, junto con José Madueña y Luis Reyes, ambos laterales dinámicos. 

Jugar en la media de contención no es algo nuevo para Rafa, quien desde hace años ha despeñado esa posición en selección mexicana y en su etapa exitosa con León. 

En media cancha, Rafael Márquez aprovecha su ubicación para manejar los hilos de su equipo, además de que se convierte en una salida confiable para Óscar Ustari con su educado toque de balón. 

Aunque ya perdió la dinámica de hace años, el capitán de los Zorros también proyecta a los delanteros con sus largos trazos, mismos que han encontrado en varias ocasiones a Jefferson Duque. 

En este par de encuentros en el Apertura, Rafa ha recuperado 31 balones, y ha realizado 141 toques de balón, 108 acertados, teniendo un alto 82.4 por ciento de efectividad; en 23 ocasiones se ha equivocado. 

A pesar de encontrarse en una zona congestionada de rivales, Rafa sólo ha cometido tres faltas hasta el momento.