A recobrar la esencia rojinegra

Uno de los principales propósitos del Atlas para el siguiente año, es recuperar sus bases y darle protagonismo a su cantera


Luis Manuel Díaz y Díaz, director de las fuerzas básicas del Atlas
Luis Manuel Díaz y Díaz, director de las fuerzas básicas del Atlas (Fernando Carranza)

Guadalajara, Jalisco

Contrastante con lo que fue el desempeño del primer equipo, este 2016 la cantera del Atlas brilló con fuerza en cada una de sus divisiones. A falta de que en enero se dispute la final de la Cuarta División, las fuerzas básicas rojinegras cosecharon siete títulos, dos subcampeonatos y cinco fases finales en este año donde se festejó el Centenario del club.

Lo anterior, en palabras de Luis Manuel Díaz y Díaz, director de fuerzas básicas de los Zorros desde que Grupo Salinas tomó el mando de la institución, es producto de tres años de ardua labor en los que reestructuraron una “academia olvidada” por la vieja directiva.

Alentado por los números que ha cosechado el proyecto que encabeza, Díaz y Díaz asegura que dentro de la institución pueden estar tranquilos, pues el porvenir de los Zorros luce brillante gracias a la generación de nuevos talentos rojinegros.

Por los buenos resultados de este año y el aparente resurgir de la cantera de Atlas, ¿la institución puede estar tranquila y confiada de que hay bases para un mejor futuro?

Sí (pueden estar tranquilos), ha venido gente de fuera y se dan cuenta del trabajo que hemos hecho. Si lo comparamos con otros clubes pues es de sorprenderse. Los muchachos no llegan solos ni se forman solos. Esto fue un trabajo de muchos entrenadores y coordinadores, no se hizo en seis meses, es el fruto de tres años, por eso tenemos resultados.

Tenemos objetivos claros, la idea es que en un futuro el 75 u 80 por ciento de los jugadores del primer equipo sean mexicanos de nuestra cantera. Tener dos o tres extranjeros de primerísimo nivel en posiciones claves, pero que destaque la presencia de nuestros canteranos. Si queremos hacer diferencia debemos tener solo dos o tres extranjeros. La gente conoce de nuestra cantera y se emociona cuando un canterano salta a la cancha, es parte de la filosofía del club.

¿Cuánto tiempo habría que esperar para que el trabajo en inferiores pueda verse reflejado en el primer equipo?

Es un proceso a mediano o largo plazo; este periodo de tres años fue de reestructuración y ahora apuntamos a la consolidación. Los jugadores que ya están en Primera tienen que consolidarse. Ahora tenemos la Generación Azteca, que son 10 jugadores listos para ser tomados en cuenta por el primer equipo. Estamos hablando de uno a tres años más para que logremos el objetivo de tener 75 u 80 por ciento de canteranos en el primer equipo.

¿Cuántos de sus canteranos tienen presencia en las diferentes categorías de selección nacional?

Tenemos a 21 jugadores de selección repartidos en divisiones inferiores, estamos hablando desde la Sub 13 hasta la Sub 22 o Sub 23. Cuando llegamos (2013) no sé si habría tres o cuatro seleccionados, hoy estamos por encima de los 20. Es un logro para la institución.

En su papel de director de fuerzas básicas, ¿qué debe hacer para que estos jóvenes lleguen a consolidarse en el primer equipo y no se pierdan en el camino?

Nosotros hacemos mucho hincapié en ese último paso, lo platicamos y sabemos que ese paso para llegar a Primera División es el más difícil. A los muchachos los estamos preparando haciendo énfasis en lo mental, porque la calidad la tienen, por eso están en estos niveles. Tenemos que saber llevar a los Sub 17 o Sub 20 que ya están cerca del primer equipo.

No podemos darles de responsabilidad que hagan campeón al Atlas ellos solos, ellos tienen que tener un proceso de maduración. De lo que pase en el primer equipo sí tienen parte de responsabilidad, pero no pueden cargar ese peso, solo hay que darles confianza, así ellos se van a formar y madurar. Cuando tengan la edad y los minutos necesarios entonces sí serán responsables de llevar al Atlas a lo alto