Fidel Martínez no celebrará sin marca ante Pumas

Hoy con Atlas vive un momento importante. Quizá no tanto en lo individual, pero sí en lo grupal, pues el conjunto que dirige José Guadalupe Cruz, está en franca zona de clasificación

Fidel Martínez
Fidel Martínez (Fernando Carranza)

Guadalajara

Fidel Martínez es osadía, atrevimiento, diversión. Su presencia nunca pasa inadvertida ni dentro, ni fuera del terreno de juego. Sonrisa que llegó a México para el año 2012 gracias a Tijuana. Deportivo Quito y Cruzeiro sus ex equipos, con éste último firmó su primer contrato como futbolista.

Hoy con Atlas vive un momento importante. Quizá no tanto en lo individual, pero sí en lo grupal, pues el conjunto que dirige José Guadalupe Cruz, está en franca zona de clasificación y el boleto a Liguilla se ve cercano luego de dos años de no conseguirlo.

Cuando el ecuatoriano no está, se nota. Apenas la semana anterior se ausentó por problemas en la rodilla, en el ambiente hacían falta sus bromas, carcajadas y buen rollo. El grupo lo ha adoptado así y él está feliz.

"Uno tiene que disfrutar los momentos. Se tiene salud, se tiene trabajo, se hace lo que te gusta. El grupo cuando llegué me demostró que continúe así y es lo que yo siempre quiero, pero dentro de la cancha se tiene que estar serio y con responsabilidad, es una carrera muy linda y que así se siempre".

Llegó proveniente de Pumas a los Zorros para este Clausura 2017. Su negociación no fue fácil, pero se cerró en compra cercana a los dos millones de dólares, hoy Martínez sueña con hacer historia en un club que ha carecido de eso durante los últimos 65 años.

"El equipo está muy bien, hay buen grupo y el equipo siente que si nosotros aceleramos ahora en los últimos partidos podemos pelear en Liguilla, hemos competido con el campeón, con todos los equipos grandes y hemos hecho buenos partidos, a nosotros nos gusta. Si nosotros aceleramos el paso creo que se llegará al objetivo que es Liguilla y ahí cualquier cosa puede pasar"

Son precisamente los Universitarios el rival de este miércoles. Ahí vivió de todo, una Final, irregularidad en su futbol e incluso lo llegaron a dar por muerto. Ahora es todo un simple recuerdo y no quita de su mente el que Atlas pueda ganar para seguir escalando posiciones en la tabla general.

"Pumas fue un equipo importante en mi carrera, fue el que me dio la oportunidad cuando el equipo de Leones Negros descendió por que hice bien las cosas allá, llegamos a una Final, no se logró, pero se debe seguir trabajando para seguir estando ahí".

En su primer semestre con Pumas marcó cinco goles, uno de ellos en los Cuartos de Final frente al Veracruz. Cayó como anillo al dedo en la institución, pero los siguientes dos torneos no fueron fáciles. Pasó de ser titular indiscutible a un hombre de relevo.

Cuando el técnico tiene otras ideas en la cabeza, no hay nada más que hacer. Martínez no tuvo de otra que comer banca y esperar la oportunidad, su cuota goleadora se redujo y el equipo para la siguiente campaña ni siquiera pudo entrar a la Liguilla.

“Esto es futbol, no tenía mucha continuidad, pero yo seguí trabajando. Cuando me la daban me tocó marcar goles, me tocaron asistencia. Si el entrenador no te da la oportunidad, tienes que seguir trabajando y esperar tus chances, siempre lo voy a decir, por que todos compiten por un puesto", relata sobre la situación.

Fue durante el Clausura 2016 cuando el ecuatoriano vivió uno de los momentos más desagradables, hoy lo recuerda con una sonrisa. En febrero del año pasado, las redes sociales se encargaron de hacer correr el rumor de que había muerto en un accidente automovilístico y aunque de inmediato tuvo que salir a desmentir, el daño estaba hecho.

"Esas cosas no deben pasar para nadie, nadie puede publicar esas cosas, son feas. Obviamente la familia es la más involucrada, se preocupó mucho, yo estaba en Veracruz concentrado, tuve muchas llamadas, pero no contestaba, cuando es número desconocido no lo hago, pero estaba preocupados por mi. Siempre agradezco a quienes lo hacen, pero eso no puede pasar más".

SRN