“Es un castigo durísimo”: Boy

Así señala el Jefe sobre la sanción de dos juegos de suspensión, los 3 mil días de salario mínimo de parte de la Liga y la multa económica de parte de Atlas. Rigoberto Juárez 


Tomás Boy considera que su escuadra no ha podido carburar en la ofensiva
Boy Espinoza aseguró que su figura fue satanizada por los medios. (Mexsport)

Guadalajara

Terminó el silencio. Tomás Boy por fin habló ante los medios y dio su postura luego de conocer las sanciones que le impuso la Comisión Disciplinaria y la directiva rojinegra, tras el golpe que propinó al aficionado Luis Carlos Velázquez.

Con semblante serio y seco, el Jefe reconoció que la sanción de dos juegos de suspensión y 3 mil días de salario mínimo de parte de la Liga, así como la multa económica de parte de Atlas son castigos durísimos, aunque dejó en claro que no apelará ninguno de ellos.

“El castigo es durísimo. Simplemente un partido de castigo es durísimo no estar en el terreno de juego, dos partidos es más, la multa es fortísima y la multa que me está haciendo el club, más allá de que no actué con la calma debida.

“No es hablar de justicia, pero sí creo que es un castigo durísimo, son castigos duros y fuertes. Parecería que un partido o dos (de suspensión) es poco, pero en realidad es muchísimo. No voy a hablar de justicia, la justicia la imparten los jueces y yo no soy quien para decir eso, lo que sí es que fue un incidente lamentable, lamento lo que pasó, pero puedo decir que sólo respondí a una situación y no debí hacerlo”, expresó.

Boy Espinoza aseguró que su figura fue satanizada por los medios y la crítica en general, pues recordó que otros técnicos han hecho cosas peores y no se hizo tanto revuelo como sucedió con él.  

“Me deja una experiencia terrible, los medios han sido durísimos, muy duros y no hay nada que decir, han sido duros conmigo, la crítica alrededor mío ha sido tremenda y pienso que tiene que ver con mi personalidad.  A mi directiva no le gustó lo que pasó y voy a acatar la decisión profesionalmente.  

“Vi que otros entrenadores han hecho otras cosas gravísimas en la cancha, pegarle una patada a un adversario en plena eliminatoria, si yo hubiera hecho eso ya estuviera en la cárcel”.

El timonel de los Zorros lamentó la pronta eliminación de su escuadra en la Copa MX, a penas en cuartos de final a manos del Puebla.

“Me deja frustrado no haber avanzado. Estamos dolidos, pensamos que teníamos muchas posibilidades de avanzar, de llegar muy lejos en la Copa. No tuvimos un gran juego, pero tuvimos las mejores oportunidades. Llegamos parejos a los penales y ellos los tiraron mejor”.