Cándido Ramírez a un año de su último partido en Primera División

Lesiones que a cualquiera espantan se le han presentado en lapso de seis meses al refuerzo de los Zorros

Cándido Ramírez, volante del equipo Atlas
Cándido Ramírez vive el momento más duro de su carrera. (Reuters)

Guadalajara

El destino le ha jugado una mala pasada. A día de hoy tiene más de un año sin poder disputar un partido de Primera División con Atlas. Lesiones que a cualquiera espantan se le han presentado en lapso de seis meses. Cándido Ramírez vive el momento más duro de su carrera.

Llegó para el Apertura 2016 como refuerzo de los Zorros. En medio de polémica. Su traspaso se dio con la venta de Arturo González, el último de los canteranos más queridos por la afición y que fue vendido a Rayados pasada la media noche en el Draft de ese año que se realizó en Cancún. Más de un atlista despertó molesto al enterarse de la transacción.

Pero se echó pronto a la bolsa a una afición que suele ser exigente con la gente que defiende su playera. Tres goles en 11 partidos. El fichaje prometía, pero el 23 de octubre de 2016 lo marcó. Fecha del último partido en Primera División que ha podido disputar.

Salió al minuto 83 del juego entre los Zorros y Santos. 10 días después, para el 2 de noviembre, Atlas dio a conocer por medio de un comunicado que Cándido sufría de una ruptura del ligamento cruzado de la rodilla. Seis a ocho meses el pronóstico para su regreso.

Para el 8 de abril el volante e incluso seleccionado nacional bajo el proceso de Juan Carlos Osorio estaba de vuelta. Se adelantó a los tiempos y en sub-20 brilló en los cuatro partidos que disputó. No estuvo en Liguilla con el primer equipo, pero Atlas pidió una extensión al préstamo que les hizo Rayados confiados en su calidad, sin embargo, de nuevo la rodilla.

17 de junio de 2017. Atlas, también por medio de un boletín, da a conocer que Ramírez sufre una lesión de menisco lateral cuerno posterior, lesión de menisco medial más re-ruptura de su plástia de ligamento cruzado anterior. Recaída.

“Pensé lo peor, hubo ocasiones que no quería ver entrenamientos, ni nada, pero son cosas que se pueden superar, tengo el apoyo de mi familia, siempre han estado a mi lado. Mi sueño es seguir jugando, voy a luchar y recuperarme”, platica Cándido a más de cuatro meses de aquel trago amargo.

¿Ha pasado por tu mente dejar el futbol?

“En retirarme no tanto, es algo desafortunado. Algo que ningún jugador quisiera vivir en su trabajo o su persona. Me ha enseñado a ser más paciente, trabajar más de lo que lo hacía antes. Piensas muchas cosas malas, tristeza, desesperación, con los compañeros y familia me han ayudado, he tratado de sacar adelante esto”.

El volante reconoce que el tiempo ha transcurrido más lento. No puede siquiera patear un balón a día de hoy, pero confía en volver lo más pronto posible. Este Apertura 2017 ya se lo perdió.

“La recuperación va muy buena. Un poco más lento que como yo quisiera, me gustaría que se pasara más rápido el tiempo para poder jugar, pero es algo que me tocó vivir así y tengo que aprender de esto. Vendrán cosas mejores”.

¿Es el momento más duro de tu carrera?

“Sí, pero esto es de mucha dedicación, estoy con ganas de volver, es un proceso muy largo. Muy difícil, hay veces que me puedo sentir bien, pero hay cosas que no puedo hacer aún. No puedo golpear un balón ahora después de cuatro meses, es complicado, pero llega el momento en que se debe aprender y tranquilizarme saber el momento que estoy”, asegura.

Y es que Cándido tiene una revancha personal y una deuda con la directiva rojinegra. Sabe que su fichaje por el rojinegro fue vital y no quiere que se quede en eso, una simple promesa.

“Me han respaldado bastante, con la recuperación, con dedicarte una palabra, estar poyando con un mensaje es algo bueno para mí y para cualquier persona en esa situación. El club me ha apoyado bastante, firmé después de lesionarme, quiero recuperarme y devolver un poco de lo que ellos han hecho por mí”.

La familia vital

“Empiezo a disfrutar más, empiezo a correr a estar un poco más cercano y es algo muy bueno. Disfruto el proceso de estar aquí, es algo bueno a pesar de los comentarios de la gente que muchas veces no han pasado por esto, pero se debe sacar fortaleza para seguir adelante”.

DATOS:

*Junio 2017: Lesión de menisco lateral cuerno posterior, lesión de menisco medial más re-ruptura de su plástia de ligamento cruzado anterior.

*8 de abril 2017: Regresó con la categoría sub-20. Jugó cuatro partidos repartidos en 262 minutos.

*Octubre 2016: Ruptura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

*11 partidos con Atlas y tres goles.

*Llegó al Atlas para el Apertura 2016.

MC