Triunfo a lo Atlas y fiesta en el Jalisco

En el momento más angustiante de la noche cuando un zapatazo de Daniel Arreola hizo explotar al Jalisco.

Guadalajara

Sin sufrir no sabe igual para el Atlas. De manera espectacular, con un gol de tiro libre en la recta final del encuentro, los Zorros derrotaron a un Querétaro que bajo su portería tuvo a un Tiago Volpi inspirado. En tiempo de compensación, Daniel Arreola cobró un tiro de castigo para decretar el 2 a 1 final en una noche que terminó por ser más que apasionante en el Estadio Jalisco.

Atlas tardó en carburar en el juego, sin embargo con el paso de los minutos logró ser el mejor equipo sobre la cancha y Querétaro se salvó de irse al descanso con desventaja en el marcador. Los volantes rojinegros fueron quienes causaron las primeras sensaciones de peligro en el marco protegido por el meta brasileño Tiago Volpi

Fue al 25' cuando Cándido Ramírez puso por primera vez en predicamentos al cancerbero queretano. Por izquierda, el atacante rojinegro llegó hasta línea de fondo y alcanzó a centrar un esférico que Volpi apenas pudo cortar antes de que se internara en el corazón de su área.

Transcurrieron los minutos y Atlas siguió buscando hacerle daño al visitante. Pasada la primera media hora de juego, un disparo de Rafael Márquez desde las afueras del área y un cabezazo de Barragán al 35' fueron avisos claros de que los dirigidos por José Guadalupe Cruz no querían desaprovechar su calidad de locales.

Poco habían hecho los pupilos de Víctor Manuel Vucetich y aún así estuvieron a punto de inaugurar el marcador. Unos metros adelante de medio campo, Yerson Candelo prendió la pelota para sorprender a Ustari y este tuvo que estirarse cual largo es para mandar a tiro de esquina. Fue al 36 cuando el guardapalos argentino realizó su primera gran aparición de la noche.

Luego del aviso de Gallos, Atlas volvió a dominar y Volpi fue quien de nueva cuenta cortó el peligro al 41'. Dentro del área, Luis Robles pegó un testarazo a quemarropa que fue detenido de manera agónica por el portero carioca. Tras el primer tiempo el empate perduró en el coloso de la Calzada Independencia.

Llegó la parte complementaria y con ella los goles, un penal dudoso por bando propició los primeros dos tantos de la noche. Luego de una aparente falta de Rafael Márquez sobre Carlos Fierro dentro del área, el silbante César Arturo Ramos marcó la pena máxima al 52’ y Camilo Sanvezzo venció sin problemas a Ustari.

Poco le duró el gusto al visitante, pues apenas un minuto después, el nazareno decretó un penalti a favor de los Zorros por una falta de Juan Forlin sobre Christian Tabó. Martín Barragán fue quien tomó la responsabilidad y con autoridad la mandó al fondo para vencer a Volpi, igualar las acciones y de paso marcar su cuarto gol del torneo.

Inspirado por su rápida reacción, Atlas acarició el segundo en los zapatos de Jefferson Duque. Dentro del área, el artillero colombiano tomó la pelota, se dio la vuelta para disparar y Volpi de nueva cuenta se vistió de héroe. El juego vivía sus mejores momentos de la noche.

Duque, quien aún no sabe lo que es marcar en el Apertura 2016, tuvo una opción más cuando remató frente a portería a pase de José Madueña, sin embargo la contundencia sigue siendo el dolor de cabeza del cafetalero y su balón se fue a saque de meta.

El juego avanzó y parecía que Atlas sellaría un insípido empate en casa. Los ánimos estaban bajos en las tribunas, los Zorros tenían uno más en la cancha por la expulsión de Luis Noriega y cosechar sólo un punto era muy poco para las aspiraciones rojinegras. Fue ahí, en el momento más angustiante de la noche cuando un zapatazo de Daniel Arreola hizo explotar al Jalisco.

El canterano de los Zorros cobró un tiro libre desde las afueras del área y perforó la meta queretana para amarrar tres puntos en casa, desatar la euforia colectiva y unir en una fiesta popular a toda la afición tapatía que no dejó de festejar un nuevo triunfo "a lo atlas".