Atlas dejó ir la victoria en espectacular empate ante Xolos

Lluvia de goles, penales, una expulsión y un hombre que pasó de héroe a villano. 

Atlas solo se llevó un punto esta noche en el Jalisco.
Atlas solo se llevó un punto esta noche en el Jalisco. (Fernando Carranza)

Guadalajara

El Atlas dejó ir los tres puntos a dos minutos del final ante Xolos en un espectacular empate a tres goles en el Estadio Jalisco, Matías Alustiza, quien marcó dos goles, falló desde los once pasos en la agonía del juego y provocó que los Zorros tuvieran que conformarse con un punto la noche del sábado.

Atlas metió la garra los primeros minutos. Manuel Lajud ayudó para que se fueran al frente, una mala salida del portero dejó a merced el balón para Alustiza que la puso a segundo poste, la Fiel explotó, el local ya lo ganaba al 11'.

Pero Avilés Hurtado regaló una de las mejores estampas que se han visto en tiempos recientes en el Monumental de la Calzada Independencia para poder igualar el marcador dos minutos después.

La jugada se generó en un tiro de esquina. Avilés se tiró de chilena con la portería a sus espaldas, derechazo al ángulo de Miguel Fraga que se evitó el vuelo, el intento llevaba etiqueta de gol desde su origen. Nada que hacer para el portero de los Zorros.

Tijuana no dejó de tocar la puerta, en Atlas no parecía que su capitán Rafael Márquez. El mediocampo se veía suelto, con ida y vuelta constante y por momentos tomaba en desventaja a la zona defensiva del visitante, pero no lo podía concretar.

Xolos terminó por dar la vuelta. El pelotazo vino desde media cancha, Leiton Jiménez fue siguiendo la jugada, pero Milton Caraglio llegó al choque y los atlistas se quedaron pidiendo falta, sin embargo, la acción siguió su curso natural y ya en el área, Hurtado se quedó solo para empujar, finiquitar el doblete y la voltereta al 37'. 

Pero el hombre clave de Atlas apareció en el momento en que más se le necesitó. José Madueña sigue siendo el diferente, cuando se incorpora al ataque es veneno puro. Encaró a las afueras del área, se quitó a uno, a dos y ante la marca del tercero punteó la pelota. Las cosas se pusieron 2-2 antes del descanso y lo mejor estaba por venir.

El trabajo del silbante Adonai Escobedo fue duro. Tanto que en la segunda mitad sus marcaciones dieron rumbo al juego al 59', una mano de Martín Barragán dio la oportunidad a Caraglio de poner el 3-2 desde los once pasos.

José Guadalupe Cruz envió toda la carne al asador y al 63' lo empató. Era un carnaval de goles y el Estadio Jalisco era la sucursal de un manicomio que vio como el "Chavo" cobró suave al costado de Lajud para el 3-3.

La visita se quedó con uno menos ante la expulsión de Jorge Ortiz por un golpe a Fidel en mediocampo. La mesa estaba servida para el local en su lucha por un puesto entre los ocho primeros lugares de la competencia.

Al 88', Matías pasó de héroe a villano, de nuevo una pena máxima. A dos minutos del final Atlas tenía todo para cerrar una de las victorias más locas que se recuerden, pero Alustiza cobró el penal igual que cómo lo hizo con el segundo, esta vez Lajud no se comió la finta, aguantó y robó la victoria.

Dos penales, rival con un hombre menos y con superioridad en la segunda mitad. Así fue el partido de Atlas que vio como Alustiza pudo haber coronado una noche perfecta con la camiseta rojinegra, pero dejó escapar la victoria "A lo Atlas". 

GPE