Atlas, una cadena de errores en un proyecto que navega sin rumbo

En apenas 12 jornadas de torneo los rojinegros ya tuvieron tres personas diferentes en el banquillo, y los cambios continúan.


Rubén Omar Romano estuvo nueve encuentros de liga, perdió seis partidos, ganó dos y empató uno
Rubén Omar Romano estuvo nueve encuentros de liga, perdió seis partidos, ganó dos y empató uno (Mexsport)

Guadalajara

Decisiones que han afectado el accionar del equipo. Inestabilidad que los tiene pelando por no descender. Proyecto que navega sin rumbo fijo, pues con lo vivido en el último semestre la situación es más que evidente.

El adiós de Rubén Omar Romano es simplemente la gota que derramó el vaso. La realidad, es que los problemas de Atlas comenzaron casi al arranque del Clausura 2018, cuando despidieron a José Guadalupe Cruz como estratega con apenas dos jornadas disputadas.

En teoría, tardaron en nombrar al nuevo técnico debido a que el análisis era profundo. En su momento, se especuló dejar a Gerardo Espinoza, en ese entonces técnico de la sub-20 como encargado del primer equipo.

Sin embargo, al “Loco” le dieron nada más un partido de prueba en liga y uno más de Copa MX, con la promesa de que estaría cerca del cuerpo técnico que venía y seguir fogueándolo, pues las altas esferas le consideran un proyecto a futuro.

Plantilla mal armada y que se quedó sin su hombre gol cedido a Pumas por un año. Esa cuota frente al marco se extraña más a medida que pasan las semanas y se pone en evidencia que el nivel del jugador que llegó para acompañar a Milton Caraglio, Ángelo Herníquez, no es el adecuado.

La venta de José Madueña durante la pretemporada y la lesión del heredero en la banda derecha, Cristian González, dejó un vacío en ese sector de la cancha que se han buscado tapar improvisando jugadores en la zona e incluso trayendo al peruano Roberto Villamarín, que al día de hoy únicamente ha disputado tres partidos con la categoría sub-20 y 45 minutos en Copa.

El tema de Alexi Gómez es también de resaltar. Aunque la directiva ha reconocido que se equivocó en el fichaje, llama la atención que el Presidente Gustavo Guzmán revelara que a la “Hiena” se le dio seguimiento en todo, menos en la cuestión “moral” y “mental”, pues a final de cuentas fue debido a una indisciplina que se le rescindió el contrato.

Rubén Omar Romano estuvo nueve encuentros de liga, perdió seis partidos, ganó dos y empató uno. Espinoza, ese al que dejaron de interino por dos partidos, volverá buscando cerrar el Clausura 2018 de la mejor manera y conseguir la permanencia en Primera División lo más pronto posible.

La realidad es que Atlas navega sin rumbo fijo. Ya tuvo tres personas diferentes en el banquillo en apenas 12 jornadas de torneo, va por su cuarto cambio, prestó a su goleador y vendió a uno de sus mejores defensas, a cambio, suma siete puntos en lo que va del campeonato, es último lugar general y tiene a Veracruz a ocho unidades de distancia con 15 por disputarse. No por nada, las protestas de la gente ahora son encabezadas pidiendo salida de Guzmán.

BASSA, OTRA APUESTA

Hace un mes, Fabricio Bassa fue presentado como nuevo Director Deportivo del club. Un cargo que estuvo vacante por más de dos años desde la salida de Heriberto Ramón Morales y que Alberto de la Torre en funciones de Vicepresidente intentaba cubrir.

No obstante, el arribo del uruguayo desencadenó en la salida de Alberto, pues todos los temas de cancha ahora recaen sobre el recién llegado y que asegura conocer a la perfección la idiosincrasia del atlista.

La experiencia del sudamericano en puestos directivos es nula, de hecho, Atlas lo tuvo en su momento en la mira aunque la idea era tenerlo más cerca del campo de juego y no detrás de un escritorio.

Bassa ha comenzado con la planeación de la siguiente temporada, de hecho, había tenido algunas pláticas con Romano para saber de qué adolecían los Zorros y las posibles bajas, pero a día de hoy Rubén ya no está más a cargo del equipo.

GPE