El retroceso no es una opción para Atlas

Después de tres torneos dentro de los últimos lugares de la tabla, los rojinegros lograron despuntar y consiguieron su boleto a la liguilla; para el Apertura 2017 están obligados a no bajar el ritmo si no quieren vivir otra sequía

Los jugadores de Atlas durante pretemporada
Los jugadores de Atlas durante pretemporada (Imago7)

Ciudad de México

El Clausura 2017 fue una buena señal para José Guadalupe Cruz y su proyecto con Atlas. Después de finalizar en el Apertura 2016 con el decimoquinto lugar con cuatro victorias, siete empates y seis derrotas, los rojinegros tuvieron una ligera mejora con siete triunfos, cinco empates y el mismo número de reveses, lo que les valió un boleto a la liguilla después de tres torneos consecutivos entre los últimos puestos de la tabla y, por ende, sin calificar.

Sin embargo, las malas decisiones los dejaron fuera de la Fiesta Grande. En los Cuartos de Final, los Zorros se llevaron la ventaja mínima ante Chivas en el Estadio Jalisco. Ya en la cancha rojiblanca, el ‘Profe’ Cruz optó por sentar a Matías Alustiza, el mejor hombre del equipo, para darle descanso.

Aunque parecía que el movimiento le saldría bien al estratega, Orbelín Pineda aprovechó un tiro de esquina para anotar en el minuto 45. Aunque Cruz decidió meter a Alustiza al partido en busca de otro gol, el argentino no pudo revertir el marcador y los rojinegros quedaron eliminados por el ansiado rival, que avanzó gracias a su mejor posición en la tabla y que eventualmente se proclamó campeón.

El éxito de Atlas en este torneo dependerá de que se eviten estos errores y de la contundencia en sus resultados. Con veteranos como Rafael Márquez –cuyas oportunidades para coronarse con el equipo que lo formó futbolísticamente se están agotando antes del retiro- y Matías Alustiza, que anotó ocho goles en el Clausura 2017 –el segundo mejor registro de la liga-, sumado al talento joven que tienen en jugadores como Luis Robles, Luis Reyes –quien fue pretendido en el Draft por el Club América- y Clifford Aboagye, entre otros, el equipo tiene el personal como para mantenerse competitivos y evitar otra sequía de certámenes sin liguilla.

PRONÓSTICO: A 66 años de su único título de Liga, Atlas está obligado a entregar buenos dividendos. El equipo ya dio muestras de un progreso y se convirtió en uno de los equipos sorpresa del certamen anterior, por lo que quedar fuera de la liguilla sería un fracaso.