Racha de Atlas vs. regreso de Sosa al Jalisco

Los rojinegros defienden su invicto en casa ante Necaxa, que de la mano de Alfonso Sosa, luego de dirigir a Leones Negros, suman dos triunfos al hilo


Los Rojinegros quieren mantener su invicto en casa ante el recién ascendido Necaxa
Los Rojinegros quieren mantener su invicto en casa ante el recién ascendido Necaxa (Tomada de Twitter @atlasfc )

Guadalajara

Hoy el juego entre Atlas y Necaxa tendrá varios factores de interés para la afición tapatía. Mientras que los Zorros buscarán conservar el invicto como locales, Alfonso Sosa, hoy timonel de los Rayos, volverá al Jalisco para disputar de nueva cuenta un juego de Liga MX.

Ya antes el ex estratega de Leones Negros había vuelto al coloso de la Calzada Independencia para disputar compromisos de Copa MX, pero este será su regreso al inmueble como entrenador del máximo circuito. La última vez que Sosa dirigió en un juego de Liga MX dentro de esta plaza fue el 3 de mayo de 2015, cuando disputó la penúltima jornada del Clausura 2015 y su penúltimo juego al mando de la Universidad de Guadalajara, que a la postre descendió a la Liga de Ascenso.

 Ahora, con su retorno, Sosa tendrá la oportunidad de cobrar venganza al cuadro rojinegro, mismo que lo derrotó dos veces en Liga durante el año que los Leones jugaron en el máximo circuito del futbol nacional.

Atlas por su parte llega a esta jornada nueve con el orgullo herido por la goliza que recibió ante León el fin de semana pasado, sin embargo los pupilos del Profe José Guadalupe Cruz han hecho que el Jalisco vuelva a ser una plaza de peso para el visitante.

 Aunque Cruz Azul (su último rival en casa) les haya empatado de último momento en la jornada siete, los Zorros pueden presumir que no conocen la derrota en el Jalisco desde el pasado 9 de abril, razón por la que suman 6 juegos invictos en esta plaza.

Ve en Necaxa al rival más duro

Aunque los Rayos juegan este torneo en calidad de recién ascendidos, en Atlas los toman como un rival de jerarquía.

 Para el Profe Cruz, no hay un sinodal más duro en este momento que la escuadra hidrocálida. El timonel de los Zorros destacó el hecho de que Necaxa no ha conocido la derrota en los últimos tres juegos de Liga y además recordó la necesidad que tienen ellos por sumar cada punto que disputen.

 “Necaxa es un equipo que se ha recuperado muy bien: últimos tres juegos, un empate y dos victorias. Es un equipo que en cada partido se juega no sólo tres puntos sino su futuro individual e institucional. Evidentemente vendrá con un estado anímico importante y una motivación grande. “Nosotros respetamos mucho a Necaxa y entendemos que será mucho más complicado este rival que cualquier otro equipo. No hay rival más duro que nos pudo haber tocado que Necaxa”, finalizó.