Los postes impiden que Atlas le gane a Monterrey

Con más corazón que futbol los atlistas intentaron la igualada. Pero otra vez el palo fue el mejor aliado de los Rayados. 


Los Rojinegros siguen sin ganar en casa.
Los Rojinegros siguen sin ganar en casa. (Mexsport)

Guadalajara

La portería norte del Jalisco le dio la victoria a Monterrey. No fue Jonathan Orozco, sino los postes los que evitaron que Atlas sumara esta noche como local. Los Rayados revivieron de la mano de Carlos Barra y se llevaron los tres puntos a casa con solitaria anotación de Lucas Silva.

Los Zorros continúan sin ganar en casa y Atlante podría acercarse a tres puntos si vence a Puebla el día de mañana. La Pandilla terminó con más de 10 años de ayuno sin ganar en el Coloso de la Calzada Independencia.

Rojinegros y Rayados modificaron sus parados y sistemas tácticos. Los locales, obligados por la ausencia de Alfonso González; los ahora dirigidos por Carlos Barra regresaron al 4-4-2 que caracterizó a la era Vucetich.

Ricardo Bocanegra fue la gran novedad del mediocampo atlista, mientras que Leite y Edson fueron colocados en perfil cambiado intentando tener mayor profundidad al frente. Pero la baja de Ponchito la resintió la Furia. Los pupilos de Tomás Boy contaban con la pelota pero carecían de idea y presencia.

Maikon Leite era el más desequilibrante de los atlistas, pero fue Amaury Ponce el más peligroso en par de cobros de tiro de castigo desde los linderos. La maquinaria norteña comenzó a calentarse y tener un mejor funcionamiento.

Fueron suficientes cinco minutos de buen futbol para que los Rayados movieran el marcador. Monterrey movió la pelota en saque de banda. Nery Cardozo aprovechó la tibia marca para enviar un servicio al área que remató con la cabeza Lucas Silva a segundo poste para dejar sin oportunidad a Federico Vilar.

Los tapatíos continuaron manejando la pelota pero distaban de tener ponch al frente. El solitario José Ortigoza probó con un zurdazo al final del primer lapso pero el balón quedó en las manos de Jonathan Orozco.

El Jefe Boy quiso ser agresivo para el complemento. Mandó a la cancha a Matías Vuoso y retiró una contención. La presencia del Toro provocó una inyección anímica. Atlas comenzó a ser más ofensivo y a pisar con más ahínco el terreno regio.

Monterrey se vio obligado a recular. Fueron minutos donde los Zorros llegaron ahogar a su rival. Maikon Leite probó de pierna zurda desde fuera del área estrelló el balón al poste derecho de Jonathan Orozco.

Nuevamente Atlas creó peligro. Fue el paraguayo José Ortigoza el que se adentró al área y su disparo fue directamente al poste del arco rayado. Ya con la presencia de Jahir Barraza, los Zorros se abalanzaron por el empate con cuatro atacantes naturales.

Con más corazón que futbol los atlistas intentaron la igualada. Pero otra vez el palo fue el mejor aliado de los Rayados. Leite sacó de su pierna derecha un impacto que culminó en la base del poste de Orozco y así se escribió la historia.