Atlas se reconcilia con los goles

La escuadra rojinegra dejó atrás la falta de contundencia y dio vuelta de manera espectacular cuando estaba en la lona. Regresaron de un 1-2 para imponerse 3-2 al León.

Atlas vs León Torneo Clausura 2015
Atlas vs León Torneo Clausura 2015 (Mexsport)

Guadalajara

La máquina de fallar goles recibió su afinada. Ahora estuvo aceitada y balanceada. Atlas dejó atrás la falta de contundencia y dio vuelta de manera espectacular cuando estaba en la lona. Regresaron de un 1-2 para imponerse 3-2 al León.

Los Zorros ganaron, golearon y gustaron. El Fideo Álvarez se llevó el show en la cancha; Tomás Boy en su zona técnica con su baile en el festejo. Los rojinegros treparon al cuarto lugar de clasificación con 25 unidades. Con la derrota, León selló un año de fracaso. 

Contrario a lo que sucedió en Bogotá, Atlas saltó al campo con lo mejor, salvo los lesionados Poncho González y Rodrigo Millar. Los Esmeraldas, al no contar con Boselli, poblaron el medio campo con volantes y Gonzalo Ríos era el único atacante.

Los Zorros iniciaron dormidos el encuentro. Aún no tocaban el balón y ya tenían el marcador en contra. Tras un servicio de esquina desde la punta derecha, Jonathan Bottinelli se levantó en el corazón del área y, entre Suárez y Venegas, el zaguero argentino sacó un martillazo con la derecha que dejó sin oportunidad a Vilar. 1-0. Madruguete. 

El cuadro rojinegro mostró temple. Lejos de desesperarse, comenzó a hacer lo que mejor sabe: darle circulación al balón. Los verdes demostraron rápidamente que su zaga central no es su mayor fortaleza. Canuto y Bottinelli mostraban inseguridad cuando el tránsito del juego se centralizaba.

Error del Gallo Vázquez abrió la puerta al empate. El volante leonés retrasó el balón en zona de seguridad, Luis Caballero se avivó, lo robó, se llevó con velocidad a Ignacio Canuto y ante Yarbrough define con pierna izquierda cruzada para desempolvar las redes. Empate que no sólo levantó a la Fiel. Tomás Boy, quien no se había levantado de su zona técnica, festejó con un baile raro a base de brincos.

Atlas experimentó sus mejores minutos del primer lapso. Continuaron empujando. Caballero puso a temblar a la Fiera con un cabezazo dentro del área que tuvo que ser desviada por Bottinelli.

Un baldazo de agua fría cayó para los locales. Luego de un rechace de Venegas, el Gullit Peña tomó las pelotas en los linderos del área, intentó disparar, pero al no encontrar espacio, sirvió al centro donde Fernando Navarro sacó un potente derechazo que se impactó en el poste izquierdo y terminó su trayecto en el fondo. Ventaja verde que silenciaba el Jalisco.

Para el segundo lapso, Tomás Boy envió al campo a Edy Brambila, quien ocupó el sitio del inédito Suárez. El primer balón que tocó el delantero rojinegro fue un servicio filtrado que dejó mano a mano a Caballero contra Yarbrough, pero su definición fue endeble.

El encuentro ya era de ida y vuelta. De toma y daca. Rojinegros y verdes tuvieron opciones para mover las redes enemigas. Una desatención de Walter Kannemann puso en bandeja de plata el partido a la Fiera. Al 64’ vio cartón amarillo por una falta en los linderos. En la siguiente acción, Carlos Peña apareció en el área, remató frente a Vilar y, cuando Gullit se aprestaba para liquidar, el argentino se barrió, cometió penal y recibió su segundo cartón amarillo. Desde los once pasos, Gonzalo Ríos perdonó al enviar su derechazo a la borda cuando Vilar estaba vencido.

Con diez hombres, los Zorros se envalentonaron. El joven Daniel Álvarez se erigió como figura. El Fideo ingresó al área a toda velocidad y obligó a que Bottinelli lo derribara. Fernando Guerrero apuntó hacia el centro y marcó la pena máxima. Un especialista tomó el balón. Juan Pablo Rodríguez empató la historia con un derechazo pegado al poste derecho de Yarbrough. Al tiempo que el Jalisco coreaba el “Atlas, Atlas”, Tomás Boy repetía el peculiar baile.

En la recta final del duelo el propio Bottinelli dejó con un hombre menos a León. A un minuto del final los Zorros gestaron la hazaña. Chapo Montes cobró un tiro libre cerca del corner derecho, tras un rechace defensivo, el Fideo Álvarez tomó el balón en propio campo y se subió a la motocicleta. Eludió en medio campo a Canuto. Enfiló a toda velocidad y frente al portero leonés tocó a segundo poste donde Enrique Pérez sólo empujó. 3-2 de alarido. A lo Atlas. El estadio se cimbró como Boy lo hacía nuevamente con su baile.