Tomás Boy y la revolución rojinegra

'El Jefe' cambió la reciente historia del Atlas durante sus dos etapas como Director Técnico; actualmente tiene a los Zorros como sublíderes generales en lo que va del torneo

Tomás Boy, entrenador del Atlas
Tomás Boy, entrenador del Atlas (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Tomás Boy cambió la reciente historia del Atlas. Los Zorros estaban acostumbrados a tener temporadas de más penas que glorias, pero desde que llegó 'El Jefe' con la escuadra rojinegra cambió esa línea y hoy son sublíderes del torneo.

"Los objetivos siempre son calificar, pero este equipo tiene un problema de descenso que va a resolver en primera instancia y en la medida en que progresemos, la calificación tendrá que ser considerada", expresó Boy en su presentación con el equipo.

Era aventurado pensar que la oncena rojinegra podría revertir la situación del descenso en que se encontraban, ya que en las dos veces que Boy tomó la dirección técnica del conjunto, éste se encontraba en el penúltimo lugar de la porcentual. Sin embargo, 'El Jefe' tuvo voz de profeta, ya que no solo salvó en una ocasión del descenso a la oncena jaliscience, la salvó en dos ocasiones, esto a pesar de que en ambas ocasiones entró al banquillo del conjunto de Colomos con el 'agua al cuello', ya que el cuadro se encontraba en penúltimo lugar general. 

Los resultados que consiguió Boy no se limitaron en salvar de la 'quema' a los Zorros. En el Clausura 2013 los puso en el tercer lugar general, lo cual les significó meterse a liguilla. Fue su primera 'fiesta grande' en los últimos 13 torneos.

Para el presente torneo, Tomás sigue con su 'revolución rojinegra' y tiene al equipo como uno de los mejores conjuntos que practica el futbol en México. Prueba de ello son los diez puntos que ha conseguido en las cuatro jornadas jugadas, lo que los tiene como sublíderes generales, solo por detrás de América; además, sin dar mucho de qué hablar, los Zorros son la segunda mejor ofensiva (siete goles marcados) y también, junto con las Águilas, son la mejor zaga ya que han colgado el cero en su portería en tres duelos y solo han recibido dos dianas.

Les cuesta un torneo para carburar

No todo ha sido 'color de rosa' para 'El Jefe' en Atlas. En su primer torneo al mando del Atlas, en su dos etapas, le ha costado tener un buen arranque, ya que acumuló, primero, 11 fechas sin victoria antes de ganar su primer partido; en su segundo mandato también tuvo un inicio complicado ya que tuvo más partidos perdidos (seis) que ganados (cinco). No calificó a la liguiilla en ninguna de estos certámenes. 

Sin embargo, su segundo torneo al mando del Atlas siempre es mejor, ya que como se citó arriba, en su primera etapa al mando de los rojinegros acumuló 32 puntos y los calificó hasta la liguilla donde se quedaron en cuartos de final; mientras tanto, en su segundo lapso, Boy, en este Apertura 2014, puso a los de Colomos como sublíderes generales y también firmó el mejor arranque de los Zorros en los últimos cinco años.