Socios de Atlas se sienten engañados por su presidente

Ruiz Orozco les habría indicado que a la deuda del equipo se le incrementaron 94 mdp.


Eugenio Ruiz Orozco, presidente del Atlas
Eugenio Ruiz Orozco, presidente del Atlas (Archivo )

Guadalajara

Los golpes bajos y las grillas no dejan de aparecer en Colomos. Si bien hace dos meses TV Azteca tomó el control del Atlas, entre los directivos del club rojinegro continúan los problemas. El pasado lunes, durante la asamblea informativa que se realizó, el presidente Eugenio Ruiz Orozco informó a los 123 socios activos que la deuda y los pasivos que arrastraba el equipo de futbol han aumentado en casi 94 millones de pesos.

Hace un par de meses, cuando se realizaba el proceso de venta, el actual consejo directivo de los Zorros informó a la asamblea que la deuda del equipo rondaba los 333 millones de pesos, mismos que se restarían a la oferta de 500 millones de pesos que ofreció Grupo Salinas.

Quitando el pasivo y pagando los impuestos respectivos, cada uno de los accionistas rojinegros recibirían cerca de 570 mil pesos, sin embargo, Ruiz Orozco los sorprendió al señalarles que los pasivos se han incrementado a 427 millones, afectando de manera considerable los bolsillos de los asociados quienes recibirían una cantidad menor a la acordada.

Rubén Romero Fierro, quien encabeza a un grupo de accionistas atlistas inconformes, manifestó que el actual consejo está haciendo mal manejo de los recursos provenientes de TV Azteca.

“En la pasada Asamblea se nos informó que la deuda que originalmente tenía Atlas, de 333 millones previo a la venta del equipo a TV Azteca, había incrementado y que podría llegar a los cuatrocientos veintitantos millones, es decir, iba a incrementar 94 millones de pesos con el argumento de que han ido saliendo algunos gastos y compromisos que no se tenían contemplados que porque en aquella ocasión lo que se presentó a la Asamblea era un estimado de la deuda que se tenía, así que es lamentable que nos quieran engañar de esa forma. No se puede hacer un estimado con un error del 30 por ciento”.

“Con los números que ellos nos presentan, de esos 80 millones que supuestamente quedarían hay que descontar los impuestos, quitando el ISR prácticamente no nos quedará nada”, externó.