Santos aprovecha debilidades defensivas de Atlas

Con tres caras nuevas los rojinegros hicieron su presentación en el Jalisco. 


En la única acción que Leite se conectó en el encuentro pudo desbordar por el carril derecho.
En la única acción que Leite se conectó en el encuentro pudo desbordar por el carril derecho. (Alejandro Acosta)

Guadalajara

Se fue Leandro Cufré y la zaga de Atlas sufre. Este jueves en el primer partido de la Copa Jalisco los Zorros cayeron 1-3 frente a Santos Lagunas con tres errores defensivos. Durante los 90 minutos el cuadro de Tomás Boy tuvo desatenciones en la zona baja y lo preocupante es que el arranque del torneo está a la vuelta de la esquina. Los laguneros siguen demostrando poderío de medio campo hacia al frente.

Con tres caras nuevas los rojinegros hicieron su presentación en el Jalisco. Luis Venegas ocupó el sitio del ex capitán Leandro Cufré; el joven Carlos Treviño apareció en la media de contención a la espera de los lesionados Medina y Leao; y por el carril izquierdo, Édgar Castillo ni siquiera le dio la oportunidad a Óscar Razo de saltar a la banca.

El primer lapso sólo tuvo cinco minutos de dinámica y esbozos de buen futbol. Luego el encuentro cayó en un mar de desatenciones de ambos cuadros. Fueron los atlistas los que crearon opciones en terreno lagunero, pero ni Jahir Barraza ni Édson Rivera lograron mover las redes.

Conforme transcurrieron las acciones el cuadro visitante comenzó a tener presencia y tenencia con la esférica. A la media hora de juego Andrés Rentería ya había perdonado a los Zorros al rematar por la borda un mal rechace de la zaga.

Pero los errores defensivos de los pupilos de Tomás Boy fueron apareciendo cada vez más. Facundo Erpen perdió la pelota en la salida y dejó en bandeja de plata el arco para que Darwin Quintero, quien primero se quitó a Vilar, moviera el marcado con pierna zurda.

Justo cuando los equipos se alistaban para irse al descanso Atlas encontró la igualada. En la única acción que Leite se conectó en el encuentro pudo desbordar por el carril derecho y enviar un centro a segundo poste, tras un remate fallido en el centro de Ponchito, Édson Rivera controló la pelota y con un zurdazo cruzado batió al arquero Julio González.

En la parte complementaria Atlas fue un desastre defensivo. Cada ocasión que Santos pisaba terreno rojinegro la sensación de gol era evidente. Erpen ni Venegas lograban acoplarse y en varias ocasiones fueron tomados en el mano a mano.

Adrián Aldrete aprovechó las avenidas rojinegras y probó de media distancia, su disparo se estrelló en el travesaño atlista y sin ninguna marca, Javier Orozco apareció en el corazón del área para empujar el rebote de pierna derecha.

Cinco minutos más tarde Andrés Rentería sentenció la historia. El propio Aldrete desbordó por el corredor zurdo, envió un servicio al área y en medio de los centrales, el colombiano sólo colocó la pierna derecha para mandar la esférica al fondo.